México reconstruye comunidad devastada por lluvias

Ocho meses después de que la comunidad de La Pintada se convirtiera en el rostro de la devastación y muerte que causaron las peores lluvias que azotaron en el 2013 el sur de México, el gobierno anunció el lunes la entrega de más de 100 viviendas como parte de la reconstrucción del pueblo cafetalero.

El gobierno federal informó que se entregarán en una primera etapa 125 casas en La Pintada, donde decenas de personas murieron luego de que sus viviendas quedaron sepultadas bajo un alud de tierra que sepultó buena parte de la comunidad tras las intensas lluvias que dejó el paso en septiembre de la tormenta Manuel por el estado sureño de Guerrero.

Entonces se reportó la desaparición de 68 personas, aunque el presidente Enrique Peña Nieto dijo el lunes que la cifra de fallecidos era de 71 personas de la comunidad y cinco policías federales más que trabajaban en labores de apoyo y rescate.

En todo Guerrero, el estado más afectado por las lluvias que provocó Manuel, se reportaron más de 150 muertes.

Además de Manuel que entró por el Pacífico, México se vio afectado en septiembre por un golpe prácticamente simultáneo de otra tormenta, Ingrid, que tocó tierra por el Golfo de México.

Las autoridades dijeron que las muertes y daños fueron causa no sólo de la gran cantidad de agua, sino también por la entrega irregular de permisos para construir viviendas en zonas prohibidas como humedales, la deforestación ilegal y la contaminación de ríos.

El Ejecutivo anunció una investigación para castigar a responsables, pero hasta ahora no se han dado a conocer las conclusiones.

Peña Nieto acudió el lunes a la comunidad para encabezar la entrega de las nuevas viviendas, todas pintadas con colores vivos: rosa, verde, azul, naranja.