Un cardenal maronita visita Israel por primera vez

El superior de la denominación cristiana más numerosa de Líbano visitó el lunes una parroquia en el centro de Israel, en la primera visita de un dignatario religioso libanés al estado judío desde su creación en 1948.

El cardenal Bechara Rai, católico maronita, hizo el viaje pese a la oposición en su país. Sus críticos han dicho que la peregrinación implica normalización con Israel en momentos en que ambos países siguen formalmente en guerra.

Rai dijo que su gira, vinculada a la visita del papa Francisco, celebra las raíces de la cristiandad en la región. En una velada respuesta a sus críticos, afirmó que sus motivos habían sido mal interpretados.

"Con todas las dificultades de las que ustedes oyen, con todas las explicaciones que no están relacionadas con nuestra visita, con todas las suposiciones que no tienen nada que ver con nuestros pensamientos, venimos aquí en pos del objetivo de fortalecer nuestras creencias", afirmó.

El arzobispo Paul Sayah, un clérigo maronita, dijo que la visita de Rai es puramente religiosa. Agregó que no está vinculada con "la situación lamentable que existe entre Líbano e Israel".

Israel ha invadido el Líbano varias veces y ocupó parte del territorio del país vecino durante 18 años hasta que se retiró en el 2000. en 2006, una guerra de 14 días entre Israel y el grupo Jezbolá libanés causó la muerte de 1.200 libaneses y 160 israelíes.

Líbano prohíbe a sus ciudadanos visitar Israel o hacer negocios con Israelíes, pero el clérigo maronita está exceptuado de la prohibición para permitirle estar en contacto con los fieles en Tierra Santa. En Israel viven unos 11.000 maronitas.

El cardenal cumple una visita de una semana a Tierra Santa. Pasó los primeros dos días en Cisjordania y Jerusalén oriental, tierras que Israel ocupó en la guerra de 1967, pero el lunes entró en territorio de Israel por primera vez.

Rai fue vitoreado por varias decenas de feligreses al llegar a la parroquia maronita en Jaffa, un antiguo puerto que ha sido incorporado a la segunda ciudad israelí, Tel Aviv.

Tel Aviv es el corazón del Israel secular, en alguna medida alejada de la fricción constante del conflicto israelí-palestino. Con sus rascacielos frente a la playa y una activa vida nocturna, Tel Aviv se parece a Beirut, la capital libanesa, a unos 200 kilómetros (130 millas) al norte.

Más adelante en la semana, el cardenal se reunirá con feligreses en el norte de Israel y celebrará la misa para los cristianos libaneses que lucharon junto a Israel durante la ocupación del sur de Líbano Los combatientes del Ejército del Sur de Líbano y sus familias huyeron a Israel después que los israelíes se retiraron de Líbano en el 2000. En Líbano los consideran traidores.

___

La periodista de The Associated Press Karin Laub contribuyó a este despacho desde Ramala, Cisjordania.