Golpistas en Tailandia critican la democracia

Un vocero de los líderes golpistas tailandeses afirmó el domingo que la democracia ha causado "pérdidas" al país, mientras la junta en el poder buscaba responder a la creciente condena internacional y cientos de manifestantes enfrentaban a los soldados en el centro de Bangkok.

Se han producido protestas reducidas desde que el ejército se adueñó del poder el jueves después de meses de conflicto entre el gobierno electo y un enérgico movimiento de oposición. La junta ha pedido paciencia.

A la vez, los militares no han suministrado mucha información sobre los políticos y otras personas que ha citado y detenido y no está en claro la situación de la ex primera ministra Yingluck Shinawatra, que se rindió el viernes, y otros.

Circularon rumores de que Yingluck había sido puesta en libertad el domingo, pero un asistente aclaró que fue trasladada pero no liberada.

"La señora Yingluck sigue en manos de los militares y no he sido informado sobre su paradero actual", dijo el asistente, Wim Rungwattnachinda. "Sin embargo, ella ha salido del campamento del ejército donde era retenida y está a salvo, pero no ha quedado en libertad como para irse a su casa".

El vocero adjunto del ejército, coronel Weerachon Sukondhapatipak, dijo que no tenía información de que Yingluck hubiese quedado en libertad.

El sábado, Weerachon informó que más de cien personas habían sido detenidas, mientras el portal Prachatai y activistas de oposición al golpe dijeron que hubo arrestos de personas que no figuran en las listas de quienes fueron citados.

Los soldados se apostaron el domingo en uno de los distritos comerciales más activos de Bangkok y bloquearon el acceso al tren elevado de pasajeros Skytrain en un intento por impedir un tercer día de manifestaciones antigolpistas, pero unas mil personas se congregaron en el lugar gritándoles que se fueran.

Las tensiones crecen y en un momento un grupo de soldados fue perseguido por una multitud en el distrito comercial de Ratchaprasong. Al caer la tarde, los manifestantes se trasladaron al Monumento a la Victoria donde ya sumaban más de 2.000. Los soldados se congregaron en el lugar pero no dispersaron a la multitud.

Desde un camión militar, una voz dijo por los altavoces: "Hermanos y hermanas, por favor usen la razón y la lógica y no las emociones".

El líder de la junta, general Prayuth Chan-ocha, había advertido el domingo temprano que nadie debe realizar protestas callejeras, aduciendo que los principios democráticos normales no podían aplicarse actualmente.

En una reunión de prensa, voceros de la junta buscaron responder a las críticas internacionales. Estados Unidos ha cortado toda ayuda exterior y ha cancelado ejercicios militares con Tailandia desde el golpe. También reconsidera su relación militar con esta nación asiática, dijo el secretario de prensa del Pentágono, contralmirante John Kirby.

___

Los periodistas de The Associated Press Todd Pitman y Grant Peck contribuyeron a este despacho.