Serena, dominio del francés y de la arcilla

Serena Williams estaba a punto de terminar su conferencia de prensa previa al Abierto de Francia, cuando alguien sentado en la primera fila quiso saber si aceptaría una pregunta en el idioma local.

La campeona defensora aceptó. El reportero hizo un par de preguntas, y Williams levantó las cejas y lo regañó en tono de broma --en francés, por supuesto-- por preguntar dos. Luego las respondió ambas, y recibió un pulgar arriba, señal universal de aprobación, de parte del periodista.

Hace un año, la estadounidense se ganó el cariño del público en Roland Garros al realizar sus entrevistas en la cancha en francés. Williams, quien tiene un departamento en París y es entrenada por un francés, parece estar preparada para hacer lo mismo en esta ocasión.

Lo que es igual de impresionante es lo cómoda que está ahora al jugar en la superficie de arcilla del segundo Grand Slam de la temporada.

Williams debuta el domingo ante Alize Lim, una francesa que ocupa el puesto 138 del ranking, entró al torneo como wild card y debuta en los Grand Slams. La número uno del mundo ha ganado 53 de sus 55 partidos en arcilla, con ocho títulos, desde 2012. Antes de eso, su marca en la superficie más lenta era de 86-29 con tres campeonatos.

Williams no tiene muy claro el motivo para la mejoría, y afirma que no cambió su forma de jugar.

"No sé qué encajó o qué no encajó", afirmó. "Tengo la capacidad para jugar en arcilla, así que no sé por qué antes no era más constante en arcilla".

Luego, la tenista de 32 años exhibió una amplia sonrisa y agregó, "supongo que es mejor tarde que nunca, ¿verdad?".

De eso no cabe duda. De hecho, una forma de entender su mejoría en arcilla es sencillamente como parte de un segundo aire en su carrera que comenzó, no por coincidencia, después que fue eliminada por Virginie Razzano (111 del ranking) en el Abierto de Francia de 2012, la única vez que Williams ha perdido en la primera ronda en 54 torneos de Grand Slam.

Después de ese revés, Williams empezó a trabajar con Patrick Mouratoglou, quien tiene una academia de tenis en Francia. Desde entonces conquistó cuatro de los siete últimos torneos de Grand Slam, para llegar a 17 en su carrera, uno menos que Martina Navratilova y Chris Evert.

"Cuando Serena está en su punto, lo gana todo", comentó Evert. "La pregunta es, ¿estará en su mejor momento?".

Una cifra para poner en perspectiva el nivel de Williams: el resto de las 127 mujeres que comienzan el Abierto de Francia suman, entre todas, 19 títulos de Grand Slam. Y eso incluye los siete de la hermana mayor de Serena, Venus.

Las hermanas podrían toparse en la tercera ronda. Las Williams han disputado ocho finales de Grand Slam, con seis triunfos para Serena.

Venus, 29na preclasificada, jugará el domingo contra la suiza Belinda Bencic, quien disputa apenas su segundo major.

Otros jugadores que verán acción el primer día son Roger Federer, quien enfrenta a Lukas Lacko, Tomas Berdych contra Peter Polansky, y Agnieszka Radwanska ante Zhang Shuai.