Con jonrones cubanos, Padres aplastan a Cachorros

Los Padres de San Diego tuvieron un inicio firme con una ofensiva extraordinaria que opacó la relevancia de Tim Stauffer como abridor en una rotación precaria por lesiones.

"La eficacia toletera inyectó gran ánimo al conjunto", dijo el piloto de los Padres, Bud Black.

Los cubanos Yonder Alonso y Yasmani Grandal conectaron sendos jonrones, en tanto que Chase Headley impulsó tres carreras para que los Padres apabullaran el viernes en la noche 11-1 a los Cachorros de Chicago.

Los padres consiguieron 12 imparables y lograron su cifra más alta de anotaciones en un solo partido en la campaña. Todos los jugadores titulares, salvo Will Venable, conectaron al menos un indiscutible.

Sin embargo, los Padres se encontraban en un predicamento porque los abridores Andrew Cashner y Robbie Erlin fueron puestos esta semana en la lista de lesionados. El equipo recurrió al veterano Stauffer (2-0), quien estuvo a la altura de las circunstancias.

En su primera apertura desde el 14 de mayo de 2012 en Washington, Stauffer trabajó cinco entradas sin recibir anotación aunque concedió dos imparables.

"Dentro de dos años tendré una agradable sensación de nuevo", dijo en Broma Stauffer en referencia al tiempo que había pasado entre su actual apertura y la anterior.

"Me sentía bien; después de la primera entrada, la ofensiva impuso el ritmo. Después intenté mantener mis lanzamientos bajos, avanzar algunas entradas y mantener frescos a los relevistas", agregó.

Stauffer ponchó a cinco, dio una base por bolas y golpeó a un bateador; logró su primera victoria como abridor desde la que obtuvo contra Arizona el 16 de septiembre de 2011.

Los Padres rompieron una racha de cuatro derrotas con una actuación irreconocible ante las ocho blanqueadas que les han propinado y que constituyen la cifra más elevada en las Grandes Ligas.

"No hemos tenido muchos partidos como éste", dijo Black. "Un par, pero no muchos. Cuando esto ocurre hay una sensación distinta en la cueva de los jugadores y una vibra diferente. Todos quieren batear, conectar y participar", apuntó.

Edwin Jackson (3-4) cargó con la derrota al permitir ocho carreras y nueve imparables en sólo cuatro episodios.

Los Cachorros tuvieron un corredor en posición de anotar durante seis entradas hasta que el dominicano Welington Castillo impulsó al venezolano Luis Valbuena con un sencillo que rompió el bate en la séptima. Tres relevistas completaron el encuentro para San Diego, que toleró cinco imparables.

Los Padres anotaron cuatro carreras en la primera entrada, la misma cantidad que el total acumulado de sus anteriores tres encuentros.

En otro partido, los Tigres de Detroit rompieron en casa una racha de cuatro derrotas al imponerse 7-2 a los Rangers de Texas.

Ian Kinsler, que consiguió tres dobles y anotó tres carreras, disfrutó este triunfo sobre su ex equipo aun si intentó minimizarlo.

"Son mi anterior conjunto, pero ahora soy de los Tigres, y lo importante es ganar partidos. No importa el rival", declaró Kinsler.

"Fue más divertido porque conozco a los jugadores y son amigos; siempre es divertido ganar a los amigos, pero fuera de eso, soy un tigre, e intento ganar para este equipo", agregó.

Kinsler llegó a Detroit desde Texas durante una gran transferencia efectuada en el receso de las Grandes Ligas, y que incluyó el envío de Prince Fielder a los Rangers.

Fielder fue puesto en la lista de lesionados antes del partido debido a un problema en el cuello que podría poner fin a su participación en la campaña.

Otros resultados fueron en la Liga Americana, Baltimore 8, Cleveland 4; Toronto 3, Oakland 2; Tampa Bay 1, Boston 0; Chicago (Medias Blancas) 6, N.Y. (Yanquis) 5; L.A. (Angelinos) 6, Kansas City 1; Seattle 6, Houston 1 y San Francisco 6, Minnesota 2.

En la Liga Nacional, L.A. (Dodgers) 2, Filadelfia 0; Pittsburgh 4, Washington 3; Milwaukee 9, Miami 5; Cincinnati 5, San Luis 3; Arizona en Nueva York, pospuesto, lluvia; Atlanta 3, Colorado 2 y San Francisco 6, Minnesota 2.