Gris desempeño mexicano en marcha

De las 11 medallas que ha ganado México en los mundiales de atletismo que se disputan desde 1983, seis corresponden a sus marchistas.

Pero ya van dos ediciones consecutivas en las que los mexicanos se despiden de la cita con las manos vacías.

El miércoles, al disputarse la marcha de 50 kilómetros, Omar Zepeda fue el más destacado de su país y el contingente de latinoamericanos al figurar 19no y no disimuló su decepción por el presente de su disciplina.

"México dejó de ser potencia en la marcha. Rusia, España, China, esas son las potencias", dijo Zepeda. "De ellos tenemos que aprender".

"Quedamos muy lejos de los primeros lugares. Dimos lo que teníamos", añadió Zepeda, quien a sus 36 años participó de su séptimo Mundial.

Su tiempo fue de 3 horas, 50 minutos y 43 segundos, a 12:47 del campeón irlandés Robert Heffernan.

"Estoy tranquilo porque hice mi mejor esfuerzo", dijo Zepeda.

La última presea de México en la marcha de un Mundial se remonta al bronce ganado por Eder Sánchez en la distancia sobre 20 kilómetros en Berlín 2009. Los andarines mexicanos han conquistado dos oros, conseguidos por Ernesto Canto y Daniel García, y cuatro bronces en los mundiales.

El mejor mexicano en la marcha de 20 kilómetros disputada el pasado domingo, fue Diego Flores al quedar 32do.

"Es lo que hay, así estamos ahora en México", indicó Zepeda sobre los mediocres resultados de los últimos años.