Tailandia: Líder golpista es defensor de monarquía

El general que dirigió el golpe militar de Tailandia es conocido por ser un ardoroso defensor de la monarquía, adversario de la ex primera ministra que está en el centro de la crisis política nacional, y por tener una personalidad difícil propensa a estallar cuando se le hacen preguntas que no son de su agrado.

Al orquestar el golpe del jueves, el general Prayuth Chan-ocha ejerció lo que es casi una prerrogativa tradicional de los comandantes del ejército tailandés: el país ha experimentado 12 exitosos golpes de Estado desde que se convirtió en una monarquía constitucional en 1932.

Pasó la mayor parte de su carrera en el 21er Regimiento de la Infantería, conocido como la Guardia de la Reina, y ha mostrado particular lealtad a la reina Sirikit, consorte del rey Bhumibol Adulyadej, de 86 años.

Tuvo un papel clave en el golpe de 2006 que derrocó al primer ministro Thaksin Shinawatra, pero de todas formas se convirtió en comandante en jefe del ejército tailandés después que la hermana de Thaksin, Yingluck, tomó el poder.

Un tribunal destituyó a Yingluck este mes, y el golpe desmanteló lo que quedaba de su gobierno. El ejército citó el viernes a Yingluck y a su remplazo temporal Niwattumrong Boonsongpaisan, y ha detenido a ministros del gabinete, así como a líderes de las protestas de ambos bandos de la agitación popular que ha asediado al país por más de seis meses.

Prayuth dijo que la toma del poder tiene como fin "mantener la paz y el orden, y resolver los problemas del país", aunque también ha mostrado desdén por el gobierno al que suplantó.

Al preguntársele antes del golpe si había informado al gobierno sobre una declaratoria de ley marcial que hizo esta semana, Prayuth respondió: "¿Dónde está el gobierno ahora? No lo sé. Déjenlos que hagan su trabajo. Deben trabajar, si es que pueden trabajar".

"Pero yo no molesto al gobierno. Ahora, los servidores públicos y el ejército trabajan por el país. No me importan los otros", dijo.

La paciencia del general se ha agotado rápido a veces ante los cuestionamientos de la prensa. Cuando un reportero le preguntó si impondría un toque de queda, Prayuth respondió: "¿Quieres que lo haga?". Cuando el reportero le dijo que sería una buena idea, Prayuth dijo: "Entonces voy a imponérselo primero a la prensa. Toque de queda a la prensa primero".

Poco después ordenó un toque de queda... para todos.

Thaksin fue derrocado por un golpe militar en 2006 después de ser acusado de abuso de poder, corrupción y falta de respeto hacia el rey Bhumibol. En ese entonces, Prayuth era subcomandante de la región militar que abarca la capital.

Se presume que el golpe de 2006 se orquestó para asegurarse de que Thaksin no opinara sobre temas de sucesión real, ya que el rey, hoy de 86 años, estaba enfermo en esos momentos. Muchos creen que la misma razón provocó el nuevo golpe.

Prayuth, nacido hace 60 años en la provincia nororiental de Najon Ratchasima, siguió una ruta convencional hasta los altos rangos, tras haber asistido a la Academia Militar Real de Chulachomklao.

La familia real es un tema particularmente sensible para él. En 2012, académicos tailandeses propusieron enmendar la ley que castiga hasta con 15 años de cárcel a quien profiera declaraciones ofensivas para la monarquía.

Aquellos que apoyen esa enmienda deberían "irse y vivir en el extranjero", dijo el general, según versiones de prensa.

Además advirtió a los académicos que formularon la propuesta que "si quieren jugar rudo, no tendré más opción que jugar rudo también".

Prayuth no ha revelado cómo o cuando saldrá Tailandia del régimen militar. Había programado jubilarse en septiembre, pero el Bangkok Post reportó el sábado que el general y el resto de la junta militar gobernante presumiblemente mantendrán el poder hasta que se realicen nuevas elecciones.

___

La periodista de The Associated Press Thanyarat Doksone contribuyó a este despacho.