Presentan cargos a dueño de Colts tras arresto

La fiscalía presentó cargos el viernes contra el dueño de los Colts de Indianápolis, Jim Irsay, por dos delitos menores derivados de su arresto por manejar intoxicado cerca de su casa en marzo.

La fiscalía del Condado de Hamilton informó que Irsay fue acusado de conducir un vehículo mientras estaba intoxicado y conducir un vehículo con sustancias controladas tipo I y II, lo que conlleva penas máximas de 60 días en prisión y multas de 500 dólares por cada delito. Una declaración jurada de causa probable señaló que Irsay manejaba bajo los influjos de oxicodona y/o hidrocodona, ambos fuertes analgésicos.

Irsay fue arrestado cerca de su casa cerca de las 3:00 de la mañana del 15 de marzo con 29.000 dólares en efectivo y frascos de medicamentos adquiridos con receta médica en su vehículo. La policía señaló que Irsay negó estar ebrio y le dijo a un oficial que había tomado varios medicamentos de prescripción a lo largo del día. Un reporte policial señaló que el multimillonario de 54 años estaba tan desorientado que los oficiales le pidieron que se sentara en el capó de una patrulla para evitar que se cayera y tuvo problemas para decir el alfabeto.

La policía había presentado cuatro cargos preliminares de delito mayor por posesión de una sustancia controlada, cargos que podrían llevar sentencias de entre seis meses y tres años en prisión. A la fiscalía le llevó semanas decidir, en su lugar, presentar los cargos de delito menor.

El vocero de los Colts, Avis Roper, declinó emitir comentarios respecto al caso, mientras que el vocero de la NFL, Greg Aiello, dijo que la liga sigue analizando el asunto.

"La política de conducta personal de la NFL aplica a todos sus miembros y nos hace responsables a todos. Estamos revisando el asunto y tomaremos medidas apropiadas de acuerdo con nuestra política", dijo a través de un mensaje por correo electrónico.