Condenado a tres años de prisión policía boliviano

Un exdirector de la policía anticorrupción de Bolivia fue condenado el viernes a poco más de tres años de prisión tras haber sido encontrado culpable de extorsionar a un empresario del sector aeronáutico su país.

La jueza federal Robin S. Rosenbaum reveló la sentencia de 37 meses de prisión para Mario Fabricio Ormachea Aliaga en una audiencia realizada en los tribunales federales de Fort Lauderdale, al noreste de Miami.

El boliviano, quien escuchó la resolución de la jueza en la sala, puede apelar la sentencia.

Ormachea, de 42 años, enfrentaba una condena máxima a 25 años de prisión. En septiembre se había declarado inocente.

La sentencia fue pronunciada dos meses después que un jurado encontró culpable al boliviano de haberle pedido al empresario Humberto Roca 30.000 dólares a cambio de quitarle cargos que enfrentaba en la nación sudamericana y acusar a otra persona en su lugar. El juicio, realizado en marzo, duró tres días.

El exjefe policial fue detenido por el FBI el 31 de agosto de 2013, tras un encuentro en el que Roca le pagó 5.000 dólares como adelanto del dinero que el reclamaba, de acuerdo con la fiscalía.

Antes de llegar a Estados Unidos se desempeñaba como director interino de la Unidad de Lucha Anticorrupción de la Policía de Bolivia; y trabajó también en una fuerza especial de lucha contra el narcotráfico.

Sus camaradas han dicho que conocía los casos de corrupción más importantes de su país.

Ormachea viajó a Miami en un vuelo comercial, el 29 de agosto, y se reunió con Roca un día después.

Según las acusaciones de la fiscalía, le dijo al empresario que desecharía los cargos que enfrentaba en Bolivia y acusarían a otra persona si pagaba el dinero en efectivo.

A lo largo del proceso la defensa alegó que su cliente viajó a la Florida para recoger a su padre, un anciano de unos 90 años. Aseguró también que el viaje no fue en su carácter de funcionario policial sino por motivos personales, y que se reunió con el empresario para ofrecerle asesoramiento legal.

Las autoridades bolivianas dijeron que Ormachea era investigado y fue removido de su cargo el 28 de agosto, un día antes del viaje. Afirmaron que el viaje no estaba avalado por el gobierno y lo calificaron como un desertor.

Roca ha expresado que las acusaciones en su contra en Bolivia tienen motivaciones políticas y busca asilo en Estados Unidos.

___

Gisela Salomón está en Twitter en www.twitter.com/giselasalomon