EEUU condena violencia en Egipto

El gobierno estadounidense condenó el miércoles la violencia en Egipto, advirtiendo que ahora le será más difícil al país avanzar hacia una genuina democracia.

Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, dijo que la violencia viola las promesas formuladas por el gobierno interino egipcio.

"El mundo entero está observando", dijo el portavoz, hablando en Martha's Vineyard, Massachusetts, donde el presidente Barack Obama se encuentra de descanso.

El gobierno de Obama hasta ahora se ha negado a decir si considera el derrocamiento del presidente egipcio Mohamed Morsi como un golpe de estado.

Desde Washington se informó, horas después, que el secretario de Estado John Kerry calificó los sucesos como deplorables, y un duro golpe para las gestiones de reconciliación allí.

La violencia contradice los esfuerzos del pueblo egipcio de hallar la paz, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

El gobierno interino de Egipto debe hacer una pausa y calmar la situación a fin de evitar más muertes, dijo Kerry. Añadió que Estados Unidos se opone firmemente a la imposición del estado de emergencia y pidió que sea levantado cuanto antes.

Kerry dijo que habló con el ministro de relaciones exteriores de Egipto, y que cree que todavía queda abierto el camino a la reconciliación.