Apoyan jubilación adelantada en Alemania

Los legisladores alemanes aprobaron el viernes un plan para reformar las pensiones con una previsión, muy criticada, que permitirá a ciertas personas jubilarse anticipadamente con una pensión completa.

Alemania elevó la edad del retiro a 67 años desde los 65 pero permitirá, a pedido de los socios de la coalición centro-izquierdista de la canciller Angela Merkel, retirarse a los 63 años sin consecuencias financieras para aquellos que cotizaron al fondo de pensiones durante 45 años.

El plan contempla además mayores pensiones para las madres que se quedaron en casa, como pidieron los conservadores de Merkel. El costo anual podría llegar a los 11.000 millones de euros (15.000 millones de dólares).

Los legisladores aprobaron el plan el viernes por votación de 460 a favor, 64 en contra y 60 abstenciones.

Algunos empresarios y líderes de la oposición opinan que Berlín está enviando una señal equivocada al presionar a otros países europeos a elevar la edad del retiro al mismo tiempo que facilita la jubilación anticipada en casa.

Merkel y el gobierno alemán han sido defensores enérgicos de la disciplina fiscal como herramienta crucial para superar los problemas de demasiada deuda pública en países como Grecia, Irlanda y Portugal. Esas tres naciones tuvieron que rescatadas financieramente con préstamos de otros miembros de la zona del euro.

El lema gubernamental para el paquete es "ganado, no dado".

"Estamos predicando a nuestros países europeos socios que deben incrementar la edad de jubilación, ¿y qué estamos haciendo nosotros? Lo opuesto", dijo Pero Ulrich Grillo, director de la asociación industrial BDI.