Ortega escuchó con humildad a obispos

El presidente Daniel Ortega escuchó con humildad y respeto los planteamientos que le hicieron los obispos católicos, dijo el jueves la vocera oficial, Rosario Murillo.

Murillo, vocera del Ejecutivo, señaló que el mandatario "tuvo la oportunidad de informar en detalle sobre todas las políticas, programas y acciones que el Gobierno Sandinista ha venido desarrollando a lo largo de los años en ámbitos como salud y educación".

"El Comandante Daniel (Ortega) escuchó con humildad y respeto los planteamientos de los señores Obispos", dijo Murillo a través de los medios oficiales.

Ortega y los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua realizaron el miércoles un primer encuentro del diálogo en el cual abordaron temas de institucionalidad, socio-económicos, de respeto a los derechos humanos, transparencia en los procesos electorales y libertades públicas; y la posibilidad de abrir un gran diálogo nacional.

El presidente de la Conferencia Episcopal nicaragüense, monseñor Sócrates René Sándigo, dijo al concluir la reunión que los Obispos salieron satisfechos del encuentro que se dio en un ambiente de "respeto y altura"; y con la esperanza de que a partir de ello se abran las puertas a un diálogo nacional con todos los sectores del país.

Al respecto, Murillo dijo que la reunión "fue un encuentro que de verdad significó mucho para todos, también para los señores Obispos, para nosotros estar ahí es un honor, un privilegio".

En la clase política nicaragüense la percepción es que los planteamientos de los Obispos fueron acertados. "La Conferencia Episcopal dijo a Ortega lo que es el sentir de la población, que se respeten las leyes, los derechos humanos, la institucionalidad y que haya elecciones creíbles", dijo a los periodistas el líder del opositor Partido Liberal Independiente, Eduardo Montealegre.

"Creo que los Obispos fueron a un monólogo, no creo que Ortega cambie algo de lo que ha venido haciendo, fue para ganar legitimidad y declararse abierto al diálogo, pero todo va a seguir igual", dijo por su parte Vilma Núlez, presidenta del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.