México: Cae autor material de crimen jóvenes

Autoridades detuvieron al supuesto autor intelectual del secuestro de 12 jóvenes hace casi un año en la ciudad de México y cuyos cuerpos fueron encontrados meses después en una fosa clandestina, en un caso que manchó la imagen de tranquilidad de la capital.

La Procuraduría de Justicia de la capital informó el jueves que policías detuvieron a Joel Javier Rodríguez Fuentes, que también es considerado uno de los autores materiales del plagio de los jóvenes y que según las autoridades apunta a que fueron luego asesinados en venganza por el homicidio de un distribuidor de drogas.

El subprocurador Edmundo Porfirio Garrido dijo a la prensa que Rodríguez ha sido señalado por otros detenidos como el autor intelectual y partícipe en el secuestro.

El secuestro ocurrió el 26 de mayo de 2013 a plena luz del día en el bar Heaven, a sólo una cuadra del Paseo de la Reforma, una de las arterias principales y más concurridas de la capital. Al menos cuatro policías capitalinos han sido detenidos por su presunta participación.

El caso sacudió la imagen de la ciudad como una de las zonas más seguras de México, relativamente libre de violencia vinculada al crimen organizado que ha afectado a otras localidades del país donde carteles de las drogas se han visto envueltos en batallas por el control de territorios y rutas de tráfico.

Hasta ahora suman 24 detenidos por el caso.

El subprocurador dijo que Rodríguez fue detenido el miércoles en Nextlalpan, un municipio del Estado de México, vecino a la capital. Un juez había librado una orden de arresto por el delito de secuestro.

El hombre tenía más de 2.000 pastillas psicotrópicas y cuatro trozos de piedra de clorhidrato de cocaína.

El plagio y posterior asesinato ha sido atribuido por las autoridades a una disputa entre pandillas rivales dedicadas al narcomenudeo en bares y centros nocturnos.

La Procuraduría capitalina, que investiga el caso, ha dicho que una de las pandillas los plagió y mató en venganza por el asesinato días antes de uno de sus distribuidores de droga en un bar.

Varios de los plagiados -en su mayoría jóvenes- eran del barrio popular de Tepito en el centro de la ciudad y considerado como uno de los vecindarios más peligrosos de la urbe y el principal mercado de comercio ilegal de la capital.