Atentados en Irak matan al menos 29 personas

Una ola de ataques suicidas y coches bomba en Irak dejó al menos 29 muertos y decenas de heridos el jueves, dijeron las autoridades, en momentos en que rivales políticos se preparan para iniciar negociaciones sobre la formación de un nuevo gobierno después de las elecciones nacionales del mes pasado.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad de los ataques, dirigidos principalmente contra peregrinos chiíes, pero tenían las características de los ataques de extremistas suníes que ven a los chiíes como herejes. Los peregrinos se dirigían al santuario de Imam Mousa al-Kazim, un santo venerado que vivió en el siglo VIII, para conmemorar el aniversario de su muerte, que cae en domingo este año.

Este tipo de eventos atraen a cientos de miles de peregrinos, y a menudo son el blanco de los milicianos.

El ataque más mortífero del jueves tuvo lugar en el barrio bagdadí de Ur, al este de la capital, cuando un coche bomba estacionado estalló cerca de un grupo de peregrinos, matando al menos a 10 e hiriendo a otros 25, dijo un oficial de policía, quien agregó que entre los muertos había siete niños menores de 14 años de edad.