Guatemala extradita a EEUU a presunto narco

Guatemala extraditó a Estados Unidos a Juan Alberto Ortiz López, presunto narcotraficante guatemalteco vinculado al cártel mexicano de Sinaloa.

El presunto capo del narcotráfico guatemalteco, alias Chamalé, fue extraditado en una pequeña avioneta particular, custodiado por agentes de la agencia antidrogas estadounidense (DEA).

Rudy Esquivel, vocero de la Dirección del Sistema Penitenciario, informó que el reo fue enviado a Estados Unidos "a solicitud de ese país, en este caso es sindicado de comisión de delitos en ese país relacionados al narcotráfico".

Agregó desde enero han sido extraditados ocho guatemaltecos a ese país por diferentes delitos.

Chamalé, de 43 años, fue enviado a Tampa, en la Florida, donde en febrero de 2011 fue presentada la denuncia en su contra, por considerarlo el líder de una organización que traficaba drogas, y responsable de conspiración para traficar y distribuir cocaína a ese país, según el proceso judicial.

Los informes oficiales indicaron que Chamalé compraba cocaína a narcotraficantes colombianos y la vendía a carteles mexicanos, que se encargaban de introducirla y distribuirla en Estados Unidos.

El extraditado fue trasladado desde la cárcel militar de Matamoros, donde guardaba prisión desde marzo 2011, en helicóptero a la fuerza aérea guatemalteca para abordar una avioneta que lo llevaría con destino a Estados Unidos.

Aunque Chamalé intento detener su extradición presentado recursos legales estos le fueron negados incluso por la Corte de Constitucionalidad, el más alto tribunal de justicia guatemalteco.