Opositores realizan protestas pacíficas en Caracas

Abogados, profesores universitarios y estudiantes realizaron el jueves protestas pacíficas en diferentes puntos de la capital venezolana en rechazo a las detenciones de jóvenes y juristas durante las manifestaciones callejeras de los últimos meses.

Las universidades públicas y privadas del país también se unieron a las protestas con un paro nacional de 24 horas.

Al grito de "Y cual, y cual revolución, si este gobierno es hambre, miseria y corrupción", cerca de un centenar de universitarios y abogados, algunos de ellos vestidos con togas, se concentraron en una de las principales avenidas del centro de Caracas para marchar hasta la sede de la Fiscalía General y exigir la liberación de estudiantes y juristas detenidos.

La marcha opositora fue bloqueada, a pocos metros de su punto de salida, por varios centenares de policías nacionales, algunos de ellos con equipos antimotines, que impidieron a los manifestantes avanzar hacia la sede del Ministerio Público alegando que no tenían permiso de las autoridades.

"Hoy salimos a la calle y vamos a seguirlo haciendo porque ya no podemos seguir permitiendo este tipo de atropellos contra todos los ciudadanos", dijo Ivett Lugo, presidenta del Colegio de Abogados de Caracas, al rechazar el bloqueo de la marcha opositora.

Venezuela se ha visto sacudida en los últimos cien días por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, en contra de la desbordada inflación -que alcanzó en marzo una tasa anualizada de 59%-, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia.

Los incidentes han dejado 42 muertos, 835 heridos y unos 2.500 detenidos, de los cuales 252 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales, según la Fiscalía General.

"El país lo tenemos perdido. Es obligación de nosotros rescatarlo, rescatar la democracia, rescatar las instituciones", indicó Lugo al asegurar que los abogados se mantendrán a partir en las calles exigiendo el respeto a la constitución y las leyes.

En medio de la protesta, algunos de los universitarios abrazaron a las mujeres policías que habían formado un cordón humano para evitar el avance la marcha opositora.

Milena Guillén, una estudiante de derecho de la Universidad Católica Andrés Bello, de 22 años, justificó su acción señalando que "queremos dar un mensaje que nuestra lucha no es contra ellos, nuestra lucha es contra el gobierno, contra las personas que le están dando órdenes a estas personas".

Varias decenas profesores universitarios también realizaron en las cercanías de la estatal Universidad Central de Venezuela una concentración pacífica.