Líderes agrícolas visitan frontera en sur de Texas

Líderes agrícolas de estados lejos de la frontera entre Estados Unidos y México visitaron Texas el miércoles y dijeron que están más convencidos que nunca de la necesidad de una reforma de las leyes de inmigración después de pasar revista a operaciones de seguridad fronteriza en el Valle del Río Grande.

Los ocho comisionados de Agricultura que se unieron al comisionado texano Todd Staples en una estación de la Patrulla Fronteriza a un kilómetro y medio del río Grande en el sur de Texas con frecuencia piensan en la inmigración en términos de asegurar una fuerza laboral fiable para agricultores y plantas procesadoras de aves. Pero parados detrás de un vidrio sobre numerosas celdas, abarrotadas con más de mil inmigrantes, pudieron ver las cosas de otra manera, dijeron.

La delegación bipartidista dijo que un nuevo programa de trabajadores invitados pudiera ofrecer a las granjas y negocios estadounidenses los trabajadores legales que necesitan y también mejorar la seguridad en la frontera.

El comisionado de Agricultura de Alabama, John McMillan, llegó a Texas creyendo que la frontera puede asegurarse, pero dijo que la visita lo ha hecho cambiar de opinión.

"Es algo tan abrumador que no estoy seguro de que se pueda asegurar la frontera, pero un programa viable de trabajadores invitados pudiera ayudar", dijo McMillan.

Alabama fue uno de los estados que en años recientes ha aprobado leyes dirigidas efectivamente a sacar del estado los inmigrantes sin autorización para vivir en el país. Un acuerdo con el gobierno federal eliminó las cláusulas más fuertes, pero McMillan dijo que eso resultó en que muchos agricultores redujeran la cantidad de tierras que cultivan porque no están seguros de encontrar los trabajadores necesarios para la cosecha.

Staples, quien hizo de la seguridad fronteriza un tema central de campaña en su infructuoso intento de ganar la nominación republicana a la vicegobernatura, dijo que invitó a sus contrapartes a visitar la frontera para que regresaran a sus estados y presionaran a favor de una reforma migratoria.

El sector de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande sobrepasó el año pasado al de Tucson, Arizona, en la cantidad de arrestos en la frontera suroeste. La Patrulla ha tenido que traer agentes de otras zonas, enviar inmigrantes por avión a otros puntos para su procesamiento y dejar a otros en estaciones de autobús con advertencias de presentarse ante un juez más tarde.

Este sector ha tenido más de 130.000 arrestados desde el 1 de octubre, un aumento de 67% en comparación con el mismo período del año pasado. El sector hizo más de 154.000 arrestos durante todo el año fiscal anterior.

Los comisionados dijeron que oficiales de la Patrulla les dijeron el miércoles que los agentes habían arrestado a unos 1.400 inmigrantes la noche anterior.

Varios comisionados comentaron haber visto muchos adolescentes y madres jóvenes con niños pequeños en la estación de la Patrulla el miércoles por la mañana.

"Me ha dado una nueva perspectiva sobre el aspecto humanitario", dijo Ed Kee, secretario de Agricultura de Delaware. "He escuchado y hablado con guatemaltecos que llegan a Delaware y uno les pregunta cómo llegaron, me dicen que a pie, en cualquier medio, de cualquier manera.

Comisionados de Wyoming, Nevada, Maine, Maryland, Mississippi y Carolina del Sur también asistieron a la reunión del miércoles.