Encuesta: salvadoreños aprueban gestión de Funes

Los salvadoreños aprobaron con calificación aceptable la gestión del presidente Mauricio Funes que está por cumplir su mandato de cinco años y destacaron los programas sociales como un logro y el combate a la criminalidad como su principal fracaso.

Funes, que el 1 de junio entregará el poder al ex comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén, obtuvo una calificación de 6,59, sobre una escala del 0 al 10, según una encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas.

El sondeo se efectuó a 1.267 salvadoreños entre el 3 al 9 de mayo y tiene un margen de error de 2,7 puntos porcentuales.

La calificación del gobierno de Funes bajó 0,57 puntos, ya que de 7,16 pasó a 6,59, según la nota otorgada al cumplir sus primeros 100 días de gobierno. En el 2010, al cumplir su primer año de mandato, Funes fue evaluado con un promedio de 6,78.

Al analizar los resultados de la investigación, el rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, Andreu Oliva, dijo en conferencia de prensa que se podría decir que la administración Funes termina con una evaluación positiva", debido en gran parte por los programas sociales que han ayudado a los sectores más pobres.

Pero los salvadoreños no han logrado advertir cambios como la seguridad y la economía, áreas que siguen siendo señaladas como las de mayores deudas del gobierno.

Oliva sostuvo que la situación de la criminalidad constituyó el factor que más socavó la valoración gubernamental, a lo que contribuyó de forma importante el debilitamiento de la institucionalidad democrática que experimentó el sector de seguridad durante el Gobierno de Funes y la instrumentalización política de la llamada tregua entre pandillas.

Según la investigación, el 80% de la población considera que la tregua no contribuyó a resolver el problema delincuencial.

Pero el representante de la universidad jesuita, señaló también que el mandatario también tuvo un deterioro en su imagen por su reiteradas peleas mediáticas con los empresarios y el derechista partido Alianza Republicana Nacionalista.

"Se ha visto a un presidente más bien confrontativo en lugar de un presidente que buscara la unidad nacional, un presidente que no ha sido tan respetuoso de la institucionalidad del Estado, un presidente que a pesar de que su imagen haya podido mejorar, no ha respondido a las expectativas que tenía la población al inicio de su mandato", manifestó.

La encuesta también exploró las expectativas de los ciudadanos hacia el nuevo gobierno de Sánchez Cerén. Los datos muestran que la mitad de la población señala que la tarea fundamental que debe de enfrentar el Gobierno entrante es el control de la delincuencia.