Tres semanas de huelga de maestros en Costa Rica

Más de 75.000 maestros y profesores del sector público en Costa Rica cumplieron este miércoles tres semanas de huelga y manifestaciones para reclamar el pago de sus salarios.

Los docentes se concentraron en la zona de La Sabana, al oeste de San José, donde marcharon durante la mañana, para luego bloquear el paso en la ruta de Circunvalación y la carretera que conecta la capital costarricense con la costa pacífica.

Cerca de 3.000 maestros reclaman el no haber recibido su salario desde el mes de febrero, mientras otros aseguran haber recibido solo remuneraciones parciales que les impiden atender sus obligaciones personales.

"Me manifiesto porque no se nos ha pagado a los educadores y ya no sabemos cómo comprar la comida para alimentar a la familia", dijo a The Associated Press la profesora Margarita Jiménez.

"El pago es muy irregular a veces me llega poco, a veces más, pero ya no sé cuál es el pago correcto porque no se puede tener un detalle de lo que uno está recibiendo", comentó Jafet Molina, profesor en El Coyol de Alajuela.

Los problemas de pago se originan en la puesta en marcha de un nuevo sistema informático de pagos para el sector educativo denominado "Integra2", en el que aún no han sido ingresados los datos completos de todos los maestros.

El presidente Luis Guillermo Solís negoció con la Asociación Bancaria Costarricense para que los bancos públicos y privados adelanten a los maestros los salarios adeudados, mientras el Ministerio de Educación soluciona los problemas en sus bases de datos.

Solís ha realizado varios llamados a los docentes para que regresen a las aulas, pues considera que se está afectando innecesariamente a los más de un millón de estudiantes de primaria y secundaria que tienen ya tres semanas sin lecciones.

Giberth Díaz, secretario general del Sindicato de la Educación Costarricense dijo a The Associated Press que aún esperan recibir por escrito la propuesta del gobierno, pero serán las bases sindicales las que decidan si se depone la huelga.

Para el viernes se espera que otros trabajadores del sector público se sumen a las manifestaciones, pues los maestros mantienen la postura de no volver a dar clases hasta que no se les haya pagado todo lo que se les adeuda.