Piden ayuda a tatuadores en caso Aaron Hernández

Los investigadores solicitaron la ayuda de los tatuadores que hayan trabajado con el tight end de los Patriots de Nueva Inglaterra, Aaron Hernández, ya que podrían ayudar en la búsqueda de evidencia en dos de los asesinatos de los que está acusado.

La oficina del fiscal del distrito de Suffolk indicó que los tatuadores son considerados como testigos, más no como sospechosos, y "podrían aportar valiosa evidencia".

Hernández está acusado de tres homicidios y está programado que el 28 de mayo le lean las acusaciones de asesinato por supuestamente balear a dos hombres en Boston en 2012, dijeron los fiscales el miércoles.

Las autoridades no han dicho si hay alguna conexión entre esos dos homicidios y el tiroteo en el que murió en 2013 el jugador semiprofesional de fútbol americano, Odin Lloyd, cuyo cuerpo fue hallado en una zona industrial cerca de la casa de Hernández en North Attleborough. Lloyd salía con la hermana de la prometida de Hernández.

Los abogados de Hernández han dicho que su cliente está ansioso por el inicio del juicio. Está detenido por ahora sin derecho a fianza.

Las autoridades han dicho que esperan hablar con el o los tatuadores que hicieron específicos tatuajes en el antebrazo derecho de Hernández entre febrero de 2012 y junio de 2013. No han descrito a cuáles tatuajes se están refiriendo. Ambos brazos del ex jugador están cubiertos con tatuajes, y fotografías en su antebrazo derecho muestran estrellas, palabras y otros diseños.

"Intencionalmente estamos limitando nuestras declaraciones de manera que no influenciemos a cualquier potencial observación de los tatuadores", dijo Jake Wark, vocero del fiscal del distrito de Suffolk Dan Conley. "Queremos la información sin adornos o ensayos".

Las autoridades específicamente mencionaron varios lugares en su busca por tatuadores, como Hermosa Beach, California; Bristol, Connecticut; Palm Beach y Miami, Florida; Massachusetts; y Rhode Island.

Sin embargo, destacaron que están abiertos a hablar con quienquiera y donde sea que alguien haya hecho un tatuaje a Hernández durante ese periodo de tiempo.