F1 necesita nuevo ganador para mantener suspenso

La Fórmula Uno desesperadamente necesita un ganador distinto en el Gran Premio de Mónaco este fin de semana para mantener una apariencia de suspenso.

Lewis Hamilton estará buscando su quinto triunfo consecutivo mientras la temporada de la Fórmula 1 está tomando un aire predecible como ocurrió el año pasado, cuando Sebastian Vettel dominó con facilidad al apoderarse de las últimas nueve carreras y 13 de las 19 en general.

Con la incomparable velocidad de Mercedes, Hamilton parece que puede ser capaz de superar esos increíbles números, mientras el cuatro veces campeón, Vettel, se aleja rápidamente de la contienda.

"Las más recientes carreras han sido increíbles. Honestamente nunca esperé ganar cuatro grandes premios consecutivamente en mi carrera, y me encantaría que esa racha siguiera aquí", dijo Hamilton. "El vehículo ha estado fuerte en cada carrera hasta ahora y estoy seguro de que así será en Mónaco, así que deberíamos estar listos para un entretenido fin de semana".

Aunque Hamilton aventaja a su compañero Nico Robserg solamente por tres puntos, eso es porque el inglés se retiró de la carrera inaugural de la temporada en Australia por problemas de motor. Rosberg ganó en Melbourne, lo cual significa que Mercedes ha ganado todas las carreras de este año, y parece que se trata de una competencia dentro de la escudería por ver quién se apodera del título.

"Sé que cuento con un auto fantástico por ahora y espero que esté muy rápido también aquí en Mónaco", comentó Rosberg, quien creció en Mónaco y ganó la carrera el año pasado. "Mónaco se trata de hacer que los neumáticos te duren toda la carrera. Pero este año las llantas son más durables y tenemos un mejor control de las mismas como equipo, así que deberá ser una carrera rápida si estoy al frente".

Vettel marcha en el cuarto lugar y está 55 puntos detrás de Hamilton, quien fue campeón de la serie en 2008. Su meta más realista es alejarse de su nuevo compañero de equipo, Daniel Ricciardo, a quien le saca seis puntos de ventaja.

El cambio de reglas ha arruinado a Red Bull, que no ha sido capaz de generar la velocidad de antes, siendo acosados por problemas técnicos.

Además de cambiar a un motor V6 turbo cargado de 1.6 litros en lugar de un V8 de 2.4 litros del año pasado, el cambio de reglas se enfoca en la recuperación de los sistemas de energía de los autos, lo cual genera energía de las frenadas y a través del calor desperdigado del motor. La Fórmula 1 también ha reducido el combustible a 100 kilogramos por carrera, en relación al año pasado que era de 160, además, aumentó el peso del monoplaza y forzó las alteraciones a las cajas de velocidades, alerones y las dimensiones de la nariz.

Mercedes hizo una transición más suave y eso los pone 113 puntos por delante de Red Bull y otros 131 sobre Ferrari en el campeonato de constructores.

"Más que en cualquier carrera de 2014, creo que este evento nos mostrará las más pronunciadas diferencias entre la vieja Fórmula 1 y la que tenemos ahora", dijo el piloto de McLaren, Jenson Button, campeón del mundo en 2009. "Hay mucha menos influencia aerodinámica ahora; se trata de hacer los ajustes posibles y hallar un poco de adherencia, así que creo que la influencia del motor será mayor".