Wall Street se recupera, Tiffany brilla

Las acciones se recuperaron con fuerza el miércoles de las pérdidas de la jornada del martes y se encaminan a cerrar la semana al alza. Fue el mayor aumento del Dow Jones en cinco semanas.

En ausencia de información económica nueva de importancia, los inversionistas se centraron en las compañías que reportan sus resultados trimestrales.

El minorista de joyas Tiffany & Co. estuvo entre las empresas que más ganó, 9%, después que informó de un fuerte aumento de sus ingresos y un alza de ganancias del primer trimestre. Los inversionistas también aplaudieron las noticias del plan de Netflix de que ampliará su oferta en internet a Alemania, Francia y otros cuatro países europeos más tarde este año, lo que hizo que sus títulos subieran 5%.

Los inversionistas también estudiaron con cuidado las discusiones de los directivos de la Reserva Federal en su reunión más reciente del mes pasado. La reacción de Wall Street a las minutas de la Fed no se hizo sentir, y el mercado mantuvo su trayectoria al alza de las primeras horas de la jornada.

Los índices de futuros estadounidenses aumentaron antes del comienzo de las transacciones normales y el mercado abrió al alza y se mantuvo en territorio positivo durante todo el día.

Los principales índices bursátiles han terminado en ganancias en tres las últimas cuatro jornadas de transacciones.

El índice Standard & Poor's 500 aumentó 15,20 puntos (0,8% ) a 1.888,03 el miércoles. Por su parte, el promedio industrial Dow Jones subió 158,75 puntos (casi 1% ) a 16.533,06. Y el compuesto Nasdaq sumó 34,85 puntos (0,9% ) para cerrar en 4,131,54.

El Dow y el Nasdaq permanecen a la baja en lo que va del año.

Los títulos de las compañías pequeñas también se recuperaron y el índice Russell 2000 subió 5,73 puntos (0,5 a 1.103,63.

En materia de deuda, el precio de los bonos bajó y el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, de referencia, aumentó a 2,54%, de 2,51% a última hora del martes.

Los 10 sectores industriales del S&P 500 aumentaron, impulsados por los títulos de empresas de energía y que dependen del gasto discrecional del consumidor.

El mercado bursátil ha oscilado entre ganancias y pérdidas casi a diario en momentos que los inversionistas tratan de entender la trayectoria de la economía tras un débil comienzo del año.

Ese patrón continuó incluso después que el S&P 500 fijó una cota máxima a principios de la semana pasada.

En general, el mercado ha cambiado de rumbo casi a diario 60% del tiempo en lo que va del año, algo no visto desde 2008 durante la crisis financiera, dijo Joe Peta, director gerente de Novus.

"Es un mercado esquizofrénico que no parece recordar lo que sucede el día anterior", agregó.