Papa: Viaje a Tierra Santa estrictamente religioso

El papa Francisco dijo el miércoles que su viaje inminente a Jordania, Israel y el territorio palestino de Cisjordania es "estrictamente religioso", para orar por la paz en la región.

En su audiencia general semanal, Francisco trató de moderar las expectativas que rodean su viaje.

El jesuita argentino parte el sábado para una visita de tres días a Tierra Santa, durante la cual prevé reunirse con refugiados sirios y palestinos, gobernantes de Jordania, Israel y Cisjordania, el gran rabino de Israel y el muftí de Jerusalén.

La visita conmemora el 50 aniversario del encuentro del papa Pablo VI con el jefe espiritual de los cristianos ortodoxos del mundo.

Francisco se reunirá en Jerusalén con el actual jefe ortodoxo, el patriarca ecuménico Bartolomé I, a quien ha llamado hermano.

En Jerusalén, la fuerza policiaca nacional israelí dijo el miércoles que emitió una orden de restricción contra varios extremistas judíos que habían planeado causar disturbios durante la visita del pontífice.

Micky Rosenfeld, vocero de la policía, dijo que "varios activistas de ala derecha" han sido restringidos por su intención de realizar "actos provocativos e ilegales" durante la vista papal de tres día a Tierra Santa. La orden les impide estar en la Ciudad Vieja de Jerusalén, la cual visitará el papa Francisco, y les exige mantenerse lejos de él, afirmó Rosenfeld.

En semanas recientes, vándalos han garabateado mensajes contra cristianos y árabes en sitios sagrados y propiedades del cristianismo, incluido un centro católico para visitantes en los alrededores de la Ciudad Vieja.

Además de atacar iglesias y monasterios, los vándalos han tenido como blanco mezquitas, grupos pacifistas israelíes e incluso bases militares de Israel.

Se cree que un pequeño grupo radical de colonos israelíes es culpable del brote de ataques, como protesta contra lo que perciben como políticas propalestinas del gobierno y como venganza por ataques palestinos.