Inundaciones en los Balcanes matan el ganado

Una nueva calamidad emergió el martes en áreas inundadas en los Balcanes cuando rescatistas batallaban con ríos desbordados, y se encontraron con montones de animales ahogados.

Al cesar las lluvias y subir las temperaturas, las aguas en retirada revelaron una imagen horrorosa: miles de reses, cerdos, ovejas, perros y otros animales ahogados que quedaron atrás cuando sus dueños aterrorizados escaparon de las crecidas.

"Hay toneladas de animales muertos de los que tenemos que deshacernos", dijo el primer ministro serbio Aleksandar Vucic en una reunión del gobierno.

Las inundaciones récord en Bosnia, Serbia y Croacia en la última semana han obligado a medio millón de personas a abandonar sus casas y causaron al menos 44 muertes: 22 en Bosnia, 20 en Serbia y dos en Croacia. Las autoridades dicen que la cifra de muertos pudiera aumentar.

Bosnia declaró el martes un día de duelo, mientras que Serbia dijo que decretaría tres días de duelo a partir del miércoles.

En el pueblo de Samac, en el norte de Bosnia, soldados usaron sogas para sacar casi 400 reses muertas de un cobertizo y se llevaron los cadáveres en camiones.

En Samac, al igual que en muchos pueblos bosnios y serbios, las aguas subieron en cuestión de horas, inundando patios y casas sin aviso. Los granjeros no tuvieron tiempo para soltar el ganado para que pudieran tratar de escapar.

Muchos de los animales muertos fueron hallados desplomados sobre las cercas de metal que trataron de saltarse.

"Los animales muertos son un problema especial y tienen que ser retirados y destruidos apropiadamente", dijo el principal epidemiólogo de Bosnia, doctor Zeljko Ler.

La televisión estatal serbia mostró imágenes de unidades del ejército trabajando el martes en la descontaminación y desinfección de áreas inundadas.

Residentes en los dos países recibieron instrucciones de no regresar a sus casas antes que los equipos desinfecten el área y no comer alimentos de jardines, huertas o graneros inundados.

___

Los reporteros de la Associated Press Aida Cerkez en Sarajevo, Bosnia, y Jovana Gec en Belgrado, Serbia, contribuyeron a este despacho.