Nicaragua: Renuncia directora de maestro pedófilo

Una escuela internacional que contrató un maestro que se cree es uno de los pedófilos más activos que se recuerden dijo el martes que ha aceptado la renuncia de su directora, quien ha sido criticada por no entregar al sospechoso de inmediato a la policía.

El Colegio Americano Nicaragüense dijo el martes en un correo electrónico a los padres y el personal que Gloria Doll había renunciado y que dejará su puesto el mes próximo. No especificó una razón para la renuncia.

En marzo, una empleada de la escuela llevó a Doll una memoria portátil que contenía fotos obscenas de estudiantes varones drogados tomadas por William Vahey en empleos anteriores en Londres y Venezuela. Doll despidió a Vahey, quien regresó a Estados Unidos y se suicidó.

La escuela notificó a las autoridades policiales estadounidenses a través de la embajada en Managua, pero Doll fue criticada por padres y comentaristas en Nicaragua por no avisar a la policía del país antes que se fuera de Nicaragua.

Docenas de padres de los aproximadamente 960 estudiantes de la escuela firmaron la semana pasada una carta en que exigían su renuncia. La junta directiva rechazó el pedido, pero el portavoz de la escuela, Gerardo Peralta, dijo que "la doctora Doll había decidido renunciar".

Doll no respondió de inmediato a una solicitud de comentario el martes.

La directora dijo a The Associated Press este mes que el caso de Vahey "es un llamado de alerta de que es hora de estar mejor preparados para esto. Las escuelas necesitan contar con una mejor forma de estar al tanto de estas cosas".

Vahey, uno de los maestros más queridos en el pequeño mundo de las escuelas internacionales donde estudian los hijos de diplomáticos, estadounidenses acaudalados que viven en otros países y las elites locales, era conocido por llevar a los alumnos en viajes a lugares exóticos y darles galletitas y leche a la hora de dormir.

El FBI dijo el mes pasado que en la memoria portátil había fotos de por lo menos 90 varones, y la semana pasada informó que "ha sido contactado por varios cientos de individuos de todo el mundo que desean dar un paso adelante como víctimas potenciales u ofrecer información a la investigación".

Vahey, de 64 años y oriundo de West Point, Nueva York, intentó suicidarse en Nicaragua después que la empleada le robó la memoria portátil. Sobrevivió, pero lo logró en un segundo intento en Minnesota el 21 de marzo, y dejó a cientos de antiguos alumnos preguntándose si fueron objeto de abusos.

Durante 30 años hubo oportunidades de denunciar a Vahey. Una convicción de abuso sexual en California no evitó que tomara varios empleos en que trabajaba con niños. Colegas y supervisores no se cuestionaron por qué pasaba la noche con niños con tanta frecuencia. Y por lo menos dos veces niños enfermaron misteriosamente mientras estaban bajo su cuidado y no se investigó a Vahey.

Las escuelas donde Vahey enseñó están revisando sus normas de verificación de antecedentes y procedimientos de seguridad. Jane Larsson, directora ejecutiva del Consejo de Escuelas Internacionales, dijo que un grupo de seis asociaciones de educación internacional estaba examinando cómo las escuelas pudieran cerrar brechas que permiten a los pedófilos trasladarse de un país a otro sin ser detectados por verificación de antecedentes u otros reportes.

___

Weissenstein contribuyó a este despacho desde La Habana.

___

Michael Weissenstein está en Twitter: https://twitter.com/mweissenstein