Belo Horizonte evita retrasos para el Mundial

Belo Horizonte fue una de las primeras ciudades brasileñas que se declaró lista para el Mundial, evitando los retrasos que marcaron los preparativos en casi todas las otras sedes.

Los encuentros se disputarán en el renovado Estadio Mineirao, una de las canchas más reconocidas del futbol brasileño. Fue inaugurado en diciembre de 2012 y fue una de dos (junto con el Estadio Castelao de Fortaleza) que cumplió con el plazo de la FIFA para la Copa Confederaciones.

La sede fue utilizada en las semifinales de dicho torneo, cuando Brasil venció a Uruguay en camino al eventual campeonato.

El Mineirao albergará a más de 62 mil aficionados que verán cuatro duelos de la primera etapa: Colombia ante Grecia el 14 de junio; Bélgica contra Argelia el 17 de junio; Argentina vs. Irán el 21 de junio y Costa Rica ante Inglaterra el 24 de junio. También recibirá un partido de la ronda de octavos de final el 28 de junio en el que posiblemente esté Brasil, y una semifinal del 8 de julio.

La ciudad del sudeste, que también será la sede de entrenamiento de Argentina, Uruguay y Chile, está llena de tradición futbolera, impulsada por la rivalidad entre Cruzeiro y Atlético Mineiro, dos de los equipos más exitosos del país.