Caso Credit Suisse, ejemplo para evasores en EEUU

Una declaración de culpabilidad del banco Credit Suisse AG y un pago de 2.600 millones de dólares tras un caso presentado por el Departamento de Justicia significan una advertencia para los bancos extranjeros que operan en Estados Unidos y ayudan a contribuyentes a ocultar sus bienes.

Culminando una investigación penal de un año, el segundo banco más grande de Suiza se declaró culpable el lunes de ayudar a estadounidenses acaudalados a evitar el pago de impuestos mediante cuentas secretas en el exterior. Credit Suisse se volvió así el banco más grande en declararse culpable en más de 20 años.

El acuerdo fue resultado de la investigación sobre las denuncias de que Credit Suisse, el segundo banco más grande de Suiza, buscó a clientes en Estados Unidos para que abrieran cuentas en el país europeo, les ayudó a ocultarlas de la oficina hacendaria, el IRS, y alentó conductas inapropiadas por parte de los empleados del banco.

El caso es parte de una campaña del gobierno del presidente Barack Obama contra aquellos bancos extranjeros que se cree que están ayudando a los contribuyentes estadounidenses a esconder activos.

Funcionarios del Departamento de Justicia dijeron que es probable que sus investigaciones sobre las cuentas bancarias secretas en poder de estadounidenses en Suiza y otros países conduzcan a resoluciones adicionales.

"Estamos conscientes de que las declaraciones de culpabilidad por parte de un banco pueden tener un impacto mucho más allá" de las partes involucradas en el caso, dijo a los periodistas el subsecretario de justicia James Cole.

"Esta declaración de culpabilidad demuestra que el Departamento de Justicia y los reguladores bancarios están preparados para hacer responsables a los bancos y sus empleados correspondientes", dijo.

UBS, el mayor banco de Suiza, llegó en 2009 a un acuerdo de enjuiciamiento diferido con el Departamento de Justicia mediante el cual accedió a pagar 780 millones de dólares en multas y revelar los nombres de miles de clientes sospechosos de evadir impuestos en Estados Unidos.

Wegelin & Co., el banco más antiguo del país, se declaró culpable en enero de 2013 de cargos fiscales en Estados Unidos, al admitir que ayudó a clientes estadounidenses a esconder más de 1.200 millones de dólares del IRS.

________

El periodista de The Associated Press John Heilprin en Ginebra contribuyó a este despacho.