Explosiones dejan decenas de fallecidos en Nigeria

Dos explosiones sacudieron el martes una muy transitada estación de autobuses y un mercado en la ciudad de Jos, en el centro de Nigeria y la policía informó de al menos 46 muertos.

Las explosiones se escucharon a kilómetros de distancia y nubes de humo negro se alzaron sobre la ciudad mientras bomberos y rescatistas trataban de abrirse paso hacia el lugar entre miles de personas que huían.

La causa no estaba clara de inmediato, pero las explosiones se produjeron en medio de una campaña de ataques con explosivos de la red terrorista nigeriana Boko Haram, los extremistas que amenazan con vender como esclavas a casi 300 adolescentes secuestradas.

Las niñas fueron secuestradas hace más de un mes de una población remota en el noreste, baluarte tradicional de extremistas islámicos que quieren imponer la sharia o ley religiosa del Islam en todo el país. La mitad de la población de 170 millones es cristiana.

Este año Boko Haram ha incrementado el alcance y la magnitud de sus ataques.

Dos explosiones por separado registradas en abril mataron más de 120 personas y ocasionaron heridas a 200 en Abuya, la capital, también ubicada en el centro del país.

Un atacante suicida a bordo de un automóvil cargado con explosivos mató el lunes 25 personas en la ciudad norteña de Kano. La policía de ese lugar hizo estallar un segundo carro-bomba el mismo día.

El general Dave Enabe confirmó las explosiones en Jos en declaraciones a la prensa local.

Los ataques de los milicianos han aumentado en frecuencia a pesar del estado de emergencia vigente desde hace un año.

El Senado aprobó la extensión del estado de emergencia por otros seis meses, pero bajo la condición de que el presidente Goodluck Jonathan asigne más fondos a la campaña militar y al equipamiento de los soldados, desalentados porque dicen que Boko Haram los supera en armamentos.

Además, diplomáticos dijeron que Nigeria pidió el martes a un comité del Consejo de Seguridad de la ONU que agregue a Boko Haram a la lista de organizaciones sancionadas, con embargos y congelación de cuentas.

________

Colaboraron los periodistas de The Associated Press Andrew Drake y Michelle Faul en Nigeria, y Edith M. Lederer en la ONU.