EEUU celebra primarias republicanas en 6 estados

En una jornada de elecciones primarias en seis estados, los republicanos suplicaron a los votantes que participen el martes en los comicios que ayudarán a determinar qué partido controlará el Senado durante los últimos dos años de la presidencia de Barack Obama.

Al mismo tiempo, una demócrata que espera ganar una banca por Georgia, un estado controlado por los republicanos, tendrá que esforzarse para aclarar su posición sobre la reforma de salud de Obama.

En una entrevista con la NBC previa a su primaria, que se prevé ganará, Michelle Nunn se negó a decir cómo habría votado sobre la reforma sanitaria si hubiera sido senadora en 2010. Posteriormente trató de aclarar su posición, pero no respondió a la pregunta.

Nunn y la secretaria de estado de Kentucky Alison Lundergan Grimes --quien también se prevé ganará su primaria-- son acaso las únicas demócratas con esperanzas de arrebatar bancas a republicanos y un triunfo de cualquiera de ellas en noviembre sería un rudo golpe a las esperanzas republicanas de ganar seis bancas y recuperar la mayoría en el Senado.

Sin embargo, Nunn sin duda deberá enfrentar las preguntas sobre la reforma sanitaria una vez que los republicanos escojan entre los siete aspirantes a suceder al senador Saxby Chambliss, quien se retira. Los dos más votados se enfrentarán en una segunda vuelta el 22 de julio.

Los votantes de Kentucky aguardan una batalla dura en noviembre entre Grimes y el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, favorito para vencer en las primarias a su desafiante Matt Bevin, quien previamente había aparecido como una fuerte amenaza al principal senador republicano.

También hay primarias para el Senado en Arkansas, Idaho y Oregon el martes, así como primarias para las candidaturas a gobernador y algunas bancas en la cámara baja en Pennsylvania, Arkansas, Idaho, Georgia y Oregon.

Las contiendas por el Senado en Kentucky y Georgia han atraído la atención de la prensa internacional y sumas ingentes. Los candidatos republicanos han gastado 26 millones de dólares y los demócratas alrededor de 6 millones.

___

Los periodistas de The Associated Press Christina A. Cassidy en Atlanta y Adam Beam en Frankfort, Kentucky colaboraron para este despacho