Grupo: Israel mató a palestinos sin justificación

La investigación de un enfrentamiento fatal entre fuerzas israelíes y palestinos que les lanzaban piedras en Cisjordania concluyó que los soldados utilizaron fuego real sin justificación, en violación de las normas del ejército, dijo el martes un grupo de derechos humanos israelí.

Dos adolescentes palestinos murieron y uno resultó herido en el enfrentamiento de la semana pasada. Fuentes hospitalarias palestinas han dicho que los tres fueron baleados en el tórax.

El ejército israelí niega haber utilizado fuego real en el enfrentamiento del jueves pasado en los alrededores de la ciudad cisjordana de Beitouniya y ha dicho que sus soldados recurrieron solamente a perdigones cubiertos de goma. El teniente coronel Peter Lerner, portavoz del ejército, dijo que la investigación continúa.

El grupo de derechos humanos B'Tselem dijo que sus conclusiones se basan en las declaraciones de testigos y los registros médicos. La portavoz de la organización Sarit Michaeli dijo que las imágenes del incidente captadas por videocámaras de seguridad, que fueron reveladas el lunes por la noche, apoyan las conclusiones del grupo.

El video, con hora y fecha, registró dos momentos que supuestamente muestran los disparos letales.

En el primero, una persona con una mochila en la espalda camina por una calle hacia un grupo de personas de pie junto a una pared. De repente cae al suelo. Una hora y 13 minutos más tarde, otra persona cruza la calle en dirección contraria y también cae al suelo.

El video no muestra la fuente de los disparos.

Un camarógrafo de The Associated Press y un fotógrafo que estaban en el lugar confirmaron que las escenas captan los disparos mortales.

El dueño de la cámara de seguridad, Fakher Zayed, confirmó la autenticidad de las imágenes. Zayed dijo que estaba observando los hechos desde su balcón.

Dijo que los enfrentamientos comenzaron cuando varias decenas de palestinos lanzaron piedras hacia los soldados israelíes que se encontraban a decenas de metros (yardas) de distancia. Dijo que en el momento de la muerte a tiros, quienes lanzaron las piedras ya se habían retirado.

Zayed dijo que escuchó cuatro disparos. Los adolescentes muertos fueron identificados posteriormente como Nadim Nawara y Mohamed Salamé.

Michaeli, de B'Tselem, dijo que la investigación del grupo "muestra que los soldados dispararon munición real hacia el tórax de estos jóvenes en momentos en que no había justificación posible para el uso de fuerza letal contra personas".

Michaeli dijo que las circunstancias "plantean la sospecha de homicidio intencional".