Crece el Danubio, pero confían en fuerza de diques

Alimentados por las lluvias más fuertes jamás registradas en los Balcanes, los niveles del poderoso Danubio subían el martes, pero las autoridades expresaron su confianza en que el segundo río más grande de Europa no dañará la región, ya devastada por las inundaciones.

El Instituto Hydro de Serbia dijo que los niveles del Danubio se dispararán en los próximos días, pero que seguramente permanecerán dentro de los límites de los diques contra las inundaciones, así como otros ríos crecidos menos grandes, como el Sava. Las autoridades de las ciudades y poblados a lo largo del Danubio están atentas a la situación.

Las inundaciones en Serbia, Bosnia y Croacia en los últimos días han obligado a medio millón de personas a abandonar sus hogares y han causado al menos tres decenas de muertes.

En Serbia, las inundaciones amenazan la planta de generación eléctrica más grande del país, mientras que en Bosnia hay peligro por el desplazamiento de minas terrestres que quedaron de la guerra, arrastradas por los deslaves. También se han movido los avisos que alertaban de su ubicación.

Tanto Serbia como Bosnia han pedido ayuda internacional, diciendo que los daños causados ??por las inundaciones representan miles de millones de dólares. Los dos países todavía no se han recuperado totalmente de las guerras que vivieron en la década de 1990, que cobraron 100.000 vidas y dejaron a millones sin hogar.

En Bosnia, muchas personas que luchaban por reconstruir sus casas después de la guerra enfrentan una nueva calamidad con las inundaciones. El gobierno dijo el martes que estaba analizando entregar tierras gratis para compensar en parte el daño.

Bosnia declaró el martes un día de luto, mientras que el gobierno serbio dijo que habrá luto nacional de miércoles a viernes.

Las autoridades serbias están evacuando el inundado pueblo de Obrenovac, donde se ubica la central eléctrica. El primer ministro Aleksandar Vucic dijo el martes que durante la noche se erigieron defensas adicionales alrededor de la planta, amenazada por la creciente del río Sava, que luego desemboca en el Danubio cerca de la capital, Belgrado.

La planta en Obrenovac suministra electricidad a la mitad de Serbia y la mayor parte de Belgrado. Ha estado trabajando a menor capacidad porque una mina de carbón cercana que le provee de materia prima también se inundó.

_______

La periodista de The Associated Press Aida Cerkez en Sarajevo, Bosnia, contribuyó a este despacho.