Indios se sacuda mala racha contra líder Detroit

Una vez que se deshizo de su bate, recorrió las bases y aventó su casco, Michael Brantley fue bañado con agua por sus compañeros que celebraban.

Repentinamente se cortaba una racha perdedora de cuatro juegos y un fin de semana para el olvido para los Indios de Cleveland.

Brantley pegó un jonrón con dos fuera en la décima entrada contra Al Alburquerque, para llevar a los Indios a una victoria de 5-4 sobre unos adormilados Tigres de Detroit el lunes por la noche.

Brantley conectó un lanzamiento de Alburquerque (1-1) en cuenta de 3-2 y la envió por encima del bullpen de los Tigres para concluir la seguidilla de derrotas de Cleveland. Brantley corrió con el bate casi hasta llegar a primera base porque no estaba seguro de que la pelota fuera a pasar por encima de la barda.

"Estaba nervioso", dijo Brantley. "No sabía qué hacer".

Luego de pasar la antesala lanzó su casco a un lado y recibió una húmeda bienvenida. Fue rociado con botellas de agua y luego quedó empapado cuando le vaciaron un cubo durante una entrevista posterior al partido.

"Estaba fría", recordó.

Pero valió la pena. El jonrón de Brantley le dio calor a los Indios, que últimamente han visto acumularse los errores y las derrotas. Durante el fin de semana fueron superados por 30 carreras contra 6 en una barrida ante Oakland. Al recibir la visita de los Tigres, líderes en las mayores, no podían permitirse más fallas y Brantley les dio una victoria dramática en el primero de la serie.

"Mientras ganemos, es lo principal", dijo el manager de los Indios Terry Francona. "Pero la forma en que terminó fue grandiosa".

Scott Atchison (1-0) lanzó una décima entrada perfecta retirando al cañonero venezolano de los Tigres Miguel Cabrera y a Víctor Martínez para los dos primeros outs.

J.D. Martínez pegó un cuadrangular bateando como emergente contra Cody Allen en la novena para empatar el marcador a 4, pero los Tigres no pudieron sacar más magia en extra innings.

Los Tigres, que llegaron a Cleveland apenas tres horas antes del lanzamiento inicial debido a un retraso en su vuelo desde Boston, vieron interrumpida su racha de 11 victorias como visitantes.

"Sabíamos que el juego terminaría en algún momento y podría ir a dormir", dijo el manager de los Tigres Brad Ausmus. "Queríamos regresar a dormir con un triunfo, pero no pudo ser".

El novato venezolano Jesús Aguilar remolcó dos carreras para los Indios.

En otros encuentros Medias Blancas de Chicago derrotó 7-6 a Kansas City, Houston 5-2 a Angelinos, Cincinnati 4-3 a Nacionales de Washington en 15 innings y Atlanta derrotó 9-3 a Milwaukee.