EEUU: Riesgo por 57 cilindros con desecho nuclear

El Laboratorio Nacional de Los Alamos rellenó 57 contenedores de desechos nucleares con un tipo de arena para gatos que se presume ha provocado una fuga radiactiva en el depósito de desperdicios atómicos del gobierno federal, informó el Departamento de Protección Ambiental de Nuevo México.

El secretario del Departamento, Ryan Flynn, dio el lunes dos días de plazo al laboratorio para que envíe un plan para resolver el problema, alegando que los contenedores pueden "representar una amenaza inminente y sustancial" para la salud pública y el ambiente.

Indicó que los barriles contenían sales de nitrato y arena para gatos orgánica, una combinación que se cree causó una reacción exotérmica y liberó radiación. La arena absorbe cualquier líquido antes que los cilindros de desechos sean sellados y embarcados a la Planta Piloto de Aislamiento de Desechos (WIPP por sus siglas en inglés).

Se cree que sólo dos de esos contenedores fueron enviados al WIPP, lo que significa que los restantes están almacenados en el laboratorio o en un lugar temporal en el oeste de Texas.