Piden ampliar validación de nacionalidad

Grupos integrados por personas afectadas por la desnacionalización de República Dominicana, en su mayoría de origen haitiano, pidieron el lunes que todos aquellos que nunca fueron inscritos en el registro civil sean incluidos en el plan del gobierno para validarles la nacionalidad.

La Cámara de Diputados aprobó el 16 de mayo el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo para validar de forma automática la nacionalidad y los derechos adquiridos de todos aquellos que, a pesar de estar inscritos en el registro civil, perderán la nacionalidad debido a una reciente sentencia inapelable del Tribunal Constitucional.

Las organizaciones Reconoci.do y Movimiento de Mujeres Domínico-Haitianas (Mudha), que han encabezado las protestas callejeras en contra de la desnacionalización, consideraron el lunes en un comunicado que el proyecto elaborado por la presidencia "nos sitúa en el camino hacia la solución de un problema que es bastante complejo".

Pero manifestaron su rechazó a que quienes nunca fueron inscritos en el registro civil "debido a las condiciones de exclusión y marginalidad en las que hemos vivido, sean considerados como migrantes, a pesar de haber nacido al igual que nosotros en esta tierra".

El Tribunal Constitucional validó en 2013 las acciones que realizaba desde 2007 el registro civil para retener las actas de nacimiento y otros documentos de identidad a los descendientes de inmigrantes haitianos por considerar que habían sido inscritos de forma fraudulenta para obtener la nacionalidad dominicana.

En su fallo, el tribunal ordenó abrir juicios individuales para anular la nacionalidad a todos los hijos de extranjeros nacidos desde de junio del 1929, cuyos padres no tenían permiso de residencia, como ocurre con los miles de descendientes de los inmigrantes haitianos que a lo largo del siglo XX se establecieron en los cañaverales dominicanos.

El proyecto de ley enviado por el presidente Danilo Medina al Congreso bicameral establece validar la nacionalidad para aquellos que tengan acta de nacimiento.

Para las miles de personas que nunca fueron inscritas en el registro civil, muchas veces por la negativa de las autoridades, el proyecto de ley propone un plan especial de regularización como extranjeros a fin de que obtengan permiso de residencia y, eventualmente, se naturalicen.

Al tratarlos como extranjeros, "se les seguirá desconociendo su derecho a la nacionalidad y esto constituye un trato discriminatorio que mantiene latente la exclusión", insistieron Reconoci.do y Mudha.

Otras organizaciones internacionales, como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), manifestaron la misma inquietud, al recordar que miles de hijos de inmigrantes nunca fueron registrados.

Roberto Rosario, presidente de la junta electoral y quien comenzó en 2007 la retención de documentos a los descendientes de haitianos, explicó el lunes en un comunicado que el presidente Medina integró en el proyecto de ley sus sugerencias y recomendaciones.

La ley, que será discutida esta semana por el Senado, "consolidará los principios esenciales y el concepto prevaleciente de la nacionalidad", explicó.

De acuerdo con estimaciones de organismos de derechos humanos, unos 210.000 descendientes de haitianos están afectados por el fallo del tribunal constitucional. Rosario ha insistido que sólo 24.000 personas serán afectadas y de ellas, sólo 13.000 son descendientes de inmigrantes del vecino Haití.