Republicano busca se vote proyecto migratorio

Desafiando a los líderes de su partido en la Cámara de Representantes, un legislador republicano presionó con fuerza el lunes para forzar a una decisión sobre su proyecto de ley de inmigración en este año de elecciones legislativas.

Jeff Denham, representante por California, presentó el lunes su proyecto de ley conocido como Ley ENLIST, como enmienda al amplio proyecto de ley de defensa que la Cámara considerará esta semana.

El proyecto de Denham crea un mecanismo de naturalización para los inmigrantes que llegaron sin autorización a Estados Unidos cuando eran niños y que presten servicio en las fuerzas armadas.

La iniciativa "ofrece una vía a aquellos que quieren cumplir el más alto acto de patriotismo --servir a su país-- para ganar un estatus legal", dijo el legislador en un comunicado. "Como excombatiente, no puedo pensar en una mejor forma de demostrar compromiso con nuestra nación".

Hace tres días, los líderes republicanos de la Cámara de Representantes tomaron medidas para bloquear una votación sobre el proyecto migratorio, lo que propina un fuerte golpe a los esfuerzos por reformar un sistema ampliamente considerado disfuncional.

La Comisión de Reglamentación Interna de la Cámara de Representantes decidirá el martes qué enmiendas votará la Cámara sobre la iniciativa de defensa.

Doug Heye, portavoz del líder de la mayoría Eric Cantor dijo el viernes pasado que no habrá votación sobre la medida migratoria.

El panel de Reglamentación, encabezado por los republicanos, rara vez disiente con la dirigencia.

El año pasado el Senado aprobó una amplia propuesta que refuerza la seguridad fronteriza, rediseña los programas de trabajadores temporales y ofrece un camino a la ciudadanía a los casi 11,5 millones de personas que viven en Estados Unidos sin autorización. La iniciativa sigue atorada en la Cámara de Representantes --donde los republicanos son mayoría-- y donde su líder John Boehner atribuye la inacción a la desconfianza de su partido hacia el presidente Barack Obama para hacer cumplir la ley.

A pesar de que un enorme conjunto de grupos empresariales, laborales, religiosos, agrícolas y otros presionan por una reforma de las leyes de inmigración, muchos representantes republicanos de distritos poblados por una mayoría anglo, no han hecho nada. Eso es particularmente cierto en un año de elecciones legislativas ante el temor de disgustar a la base electoral republicana.

La propuesta de Denham fue muy popular y se consideró quizás como la que más probabilidades tenía de conseguir un acuerdo en el divisivo tema de la inmigración.

La propuesta de Denham permite a los inmigrantes que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños el 31 de diciembre de 2011 o antes, y que en ese momento tuvieran menos de 15 años de edad, convertirse en residentes permanentes legales --el primer paso hacia la ciudadanía-- mediante un servicio honorable en las fuerzas armadas.

La medida de Denham es copatrocinada por 50 integrantes de la Cámara, 26 demócratas y 24 republicanos, pero una minoría que habla sin evasivas se opone. El republicano Mo Brooks ha advertido que "se desatará el infierno" si Denham trata de promover la medida.

Por otra parte, el representante Joaquín Castro, demócrata por Texas, presentó una enmienda a ese proyecto de ley que permite a los inmigrantes jóvenes que fueron traídos al país sin permiso soliciten la entrada a las academias militares de Estados Unidos. Su propuesta no tiene tanto alcance como la de Denham, pero obligaría a los republicanos a decidir si la Cámara vota sobre el asunto de inmigración esta semana.

___

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/