Desaire de Cannes no desanima a Ferrara

La cinta "Welcome to New York" de Abel Ferrara parecía una apuesta segura para el Festival de Cine de Cannes: es protagonizada por uno de los actores más respetados de Francia y está ligeramente basada en uno de los más grandes escándalos recientes del país.

El filme con Gerard Depardieu, inspirado en la saga de Dominique Strauss-Kahn, no está compitiendo aquí. Pero su director dice que eso no importa, pues el público de Cannes pudo verla de todos modos.

"Tienen otras 35 películas que prefieren exhibir. Exhíbanlas. Ellos son los dueños del festival, nosotros tenemos la calle. Tú sabes, alquilas un teatro, la pones, ves dónde está la gente... No es tan importante", dijo Ferrara en una entrevista el lunes. "Estamos aquí con todos los demás".

La película se estrenó en la ciudad de la Riviera francesa el sábado por la noche. Sigue a un impenitente adicto al sexo que maneja miles de millones de dólares al día y abusa sexualmente de una mucama de hotel tras una orgía.

Strauss-Kahn, el exdirector del Fondo Monetario Internacional, fue acusado en 2011 de abusar sexualmente de una empleada de hotel en Nueva York. Los cargos fueron retirados y Strauss-Kahn llegó a un acuerdo con la mujer fuera de la corte.

En un caso separado en Francia, Strauss-Kahn está acusado de proxenetismo con agravantes.

Aunque el filme incluye un descargo de responsabilidad, un abogado de Strauss-Kahn amenazó con demandar. Ferrara no está preocupado.

"Soy un artista y (en la película) hablamos de poder y de avaricia, de actos corrompibles", dijo. "¿Qué? ¿Acaso él es el primer tipo que hizo algo así? El cree que todo es sobre él. Dejémosle que piense así".