Fusión de AT&T y DirecTV crearía coloso de TV paga

El gigante de telecomunicaciones AT&T Inc. dijo que su planeada adquisición de DirecTV, a cambio de 48.500 millones de dólares, ayudará a redefinir la industria del entretenimiento en video, al permitirle agrupar servicios y tocar puertas en los crecientes mercados de América Latina.

La transacción propuesta de AT&T, que podría crear la segunda empresa de televisión de paga más grande de Estados Unidos, representa un paso más para prepararse para la era del video transmitido por internet.

AT&T y DirecTV prometieron beneficios para los consumidores, como paquetes más económicos que ofrezcan celular, televisión de paga y servicio de internet. AT&T dijo que probablemente pasarán entre 12 y 18 meses para que pueda ofrecer un robusto "streaming" --transmisión en línea-- de videos, pero que sus nuevos paquetes deberán estar disponibles poco después de que se concrete el acuerdo, que las dos empresas esperan que se produzca antes de un año.

AT&T es actualmente el segundo proveedor de telefonía móvil más grande de Estados Unidos, con 116 millones de clientes.

La compañía tendrá acceso a 20,3 millones de clientes de DirecTV en Estados Unidos y 18,1 millones más en Latinoamérica.

Los clientes de DirecTV en Estados Unidos, junto con los 5,7 millones de televidentes de U-verse TV --un servicio de video por satélite_, le darían a la fusionada AT&T-DirecTV unos 26 millones de televidentes en Estados Unidos. Eso la convertiría en el segundo mayor operador de televisión de paga después de una combinada Comcast-Time Warner Cable, que tendría unos 30 millones de clientes bajo una fusión de 45.000 millones de dólares, propuesta en febrero.

La propuesta de combinación está sujeta a la aprobación gubernamental. A diferencia de la propuesta alianza de compañías de televisión por cable, la fusión de AT&T-DirecTV reduciría efectivamente el número de proveedores de video, de cuatro a tres, en una cuarta parte de los hogares estadounidenses.

Delara Derakhshani, consultora de Consumers Union (Unión de Consumidores, el brazo de cabildeo de la revista Consumer Reports), se quejó del acuerdo. "Es sólo el intento más reciente de consolidación en un mercado donde los consumidores ya soportan un servicio pésimo y aumentos de precios".

"No se puede justificar que AT&T compre DirecTV apuntando a la adquisición de Time Warner por Comcast, porque ninguna de las dos es algo bueno para los consumidores", dijo en un comunicado.

Los analistas han puesto en duda los beneficios estratégicos de un acuerdo, sobre todo porque el mercado de televisión de paga no está creciendo. El año pasado, la cifra de suscriptores de televisión de paga en Estados Unidos cayó por primera vez, al reducirse un 0,1% a 94,6 millones, de acuerdo con la firma Leichtman Research Group.

Sin embargo, el presidente y director general de AT&T, Randall Stephenson, dijo durante una conferencia telefónica el domingo que la presencia latinoamericana de DirecTV ofrece una buena oportunidad de crecimiento. Estimó que Brasil es una región clave para agregar clientes.

___

Las periodistas de The Associated Press Dee-Ann Durbin en Detroit y Michelle Chapman en Nueva York colaboraron para este despacho