Yemen en alerta por posible terrorismo

Yemen puso el lunes en alerta extrema sus fuerzas de seguridad por temor a posibles ataques terroristas en la capital, anunció el ministerio del interior.

Las medidas tienen lugar después de una ofensiva del gobierno de casi tres semanas para desalojar a supuestos milicianos de al-Qaida de ciudades y pueblos del sur donde tienen una sólida presencia.

En una declaración, el ministerio dijo que las autoridades recibieron pistas de planes de al-Qaida de atacar agencias del gobierno disfrazados con uniformes militares. Agregó que instruyó a los puestos de control a inspeccionar las tarjetas de identificación del personal militar.

El presidente yemení Abed Rabbo Mansour Hadi dijo la semana pasada que su país está en "guerra abierta" con el grupo y que expandirá sus operaciones en el sur a partir de las áreas donde ha estado progresando. Los milicianos han respondido con ataques a las fuerzas de seguridad.

Estados Unidos considera la filial local yemení de al-Qaida, que se hace llamar al-Qaida en la Península Arábiga, como el desprendimiento más peligroso del grupo terrorista en el mundo. Se le atribuyen numerosos planes infructuosos de detonar bombas para cobrar víctimas estadounidenses, entre otros un intento de derribar un avión en vuelo a Estados Unidos con explosivos ocultos en la ropa interior de un suicida y otro de enviar explosivos ocultos en cartuchos de impresoras en aviones dirigidos a Estados Unidos.

La embajada estadounidense en Saná cerró sus instalaciones este mes como precaución.

Asimismo el lunes el ministerio de defensa anunció la muerte de Galbeeb al-Yamani, un miliciano al que describió como el líder de al-Qaida en la provincia central de Baida, en choques con las fuerzas armadas.