Activistas: conflicto sirio supera 160.000 muertos

La cifra de muertos en el conflicto bélico de Siria que ya lleva tres años ha sobrepasado los 160.000, anunció el lunes un grupo activista, un número que refleja la carnicería implacable de una guerra civil que no parece tener visos de resolución.

Pero el recuento macabro solo presenta una cara del tremendo sufrimiento que experimentan los sirios desde que comenzó la rebelión contra el presidente Bashar Assad en marzo del 2011. La crisis ha obligado al desarraigo a seis millones y medio de personas, la salida del país de 2,7 millones de personas, la destrucción de ciudades y pueblos, y el desencadenamiento de odios sectarios que han repercutido en la región.

El gobierno ha presentado las elecciones presidenciales del 3 de junio, en que se anticipa que Assad será reelegido, como un medio para poner fin al conflicto. La oposición siria y sus aliados occidentales consideran los comicios como una farsa destinada exclusivamente a dar a Assad un atisbo de legitimidad.

No está en claro de qué modo el gobierno puede efectuar elecciones serias cuando la nación está sumida en la lucha y una parte significativa del país en manos de grupos de oposición.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, afirmó el lunes que ha documentado 162.402 muertes en el conflicto, entre ellas civiles, rebeldes y miembros del aparato militar sirio. La cifra también incluye milicianos, como los miembros del grupo Jezbolá libanés que ha luchado junto a las fuerzas de Assad, y los combatientes extranjeros en las filas de las fuerzas de oposición.

El Observatorio es la única organización que suministra una cifra confiable de muertos en la guerra siria.

Las Naciones Unidas han dejado de actualizar su propio recuento aduciendo que no pueden verificar las fuentes de información. Su último recuento a fines de julio fue de 100.000 muertos.

El Observatorio basa sus cifras en informaciones que obtiene de una red de activistas en el interior de Siria. Se basa en los nombres de los muertos, recogidos por los activistas que documentan las muertes en hospitales, morgues o los identifican en videos.

Los civiles representan aproximadamente un tercio (53.978) de la nueva cifra total, entre ellos 8.607 niños y 5.586 mujeres.

El grupo enumera entre los muertos a 26.858 combatientes rebeldes y 37.685 soldados sirios, como también 25.147 combatientes progubernamentales (incluso 438 de Jezbolá), y 1.224 combatientes extranjeros chiíes y milicianos palestinos.

El gobierno sirio no difunde la cifra de sus bajas.