China lanza persecución internacional a terrorista

China informó el lunes que lanzó una búsqueda internacional del presunto autor intelectual de un ataque llevado a cabo el mes pasado en una estación ferroviaria de la que se responsabilizó a un grupo extremista de la minoría islamista uigur.

El periódico oficial chino informó que se hizo una petición formal a Interpol para el arresto de Ismail Yusup y un número no especificado de asociados.

El reporte establece que Yusup es integrante del Movimiento Islámico del Este de Turkistán y lo responsabiliza de organizar el ataque del 30 de abril en la capital de la región noroccidental de Xinjiang en el que murieron tres personas y 79 personas más sufrieron heridas.

Beijing informó que militantes organizados a los que se suman elementos que operan en el extranjero son los responsables del creciente número de ataques terroristas dentro del país. No obstante, se han presentado pocas pruebas para respaldar esa afirmación y muchos analistas dudan que esa organización tenga la capacidad de organizar esos ataques.

Previamente China había dicho que el ataque en el que se usaron explosivos y cuchillos fue obra de dos extremistas religiosos que murieron en la explosión.

Turquestán del este es el nombre que algunos miembros del grupo étnico uigur le dan a Xinjiang, entre los cuales hay extremistas que desde hace años libran una guerra de baja intensidad por la independencia contra el gobierno chino.

Inicialmente, Estados Unidos ubicó al Movimiento Islámico de Turquestán del Este en la lista de organizaciones terroristas después del 11 de septiembre, pero posteriormente lo sacó silenciosamente de la lista entre dudas acerca de que el grupo trabajara en forma organizada. Naciones Unidas, donde China tiene gran influencia porque es uno de los cinco miembros permanente del Consejo de Seguridad, aún lo considera un grupo terrorista.

El periódico China Daily y otros medios estatales señalaron que Yusup ordenó a 10 "asociados" en Xinjiang que prepararan el ataque en la ciudad de Urumqi aproximadamente una semana antes de que ocurriera. Estos 10 colocaron explosivos y acuchillaron a personas en la salida de la estación la tarde del 30 de abril, dijo la agencia oficial de noticias china Xinhua.

Dos de los atacantes murieron en la explosión y los otros ocho fueron detenidos por la policía, se dijo.

Extremistas uigures han sido acusados de fomentar la ola de violencia en Xinjiang y otras partes China, entre ellos en la capital, Beijing. En marzo, cinco hombres y mujeres que blandían cuchillos atacaron indiscriminadamente a usuarios de una estación de tren en la ciudad de Kunming, en el oeste de China, causando la muerte de 29 personas.

Aunque Beijing acusa de los separatistas del aumento de las tensiones étnicas, críticos del gobierno señalan que las políticas económicas, religiosas y culturales restrictivas y discriminatorias han marginado a los uigures. Una gran cantidad de migrantes de la mayoría étnica de China, los Han, han marginalizado a los uigures en su tierra y los han excluido de la toma de decisiones.