Cannes: Fiesta por película sobre Strauss-Kahn

La película de Abel Ferrara "Welcome to New York", inspirada por el escándalo sexual que hundió al ex jefe del FMI Dominique Strauss-Kahn, ha estado ocupando titulares y una fiesta cuasi secreta para celebrarla en Cannes ha generado aún más atención.

El tema de la celebración del sábado --realizada en Nikki Beach en la Croisette-- reflejó el escabroso tema de la cinta. Ferrara celebró con invitados que lucían albornoces y las bolsas de regalos venían con látigos, esposas, condones e incluso tabletas que decían "Viagra".

La película, estrenada antes de la fiesta, es protagonizada por Gerard Depardieu. El actor francés interpreta al adicto sexual impenitente Devereaux, un hombre que maneja miles de millones de dólares durante el día y viola a una doncella de hotel tras una orgía más tarde.

Aunque la película tiene una exención de responsabilidad, hay paralelos innegables entre Deveraux y Strauss-Kahn, conocido como DSK.

En mayo del 2011, Strauss-Kahn fue acusado de agredir sexualmente a una empleada de un hotel en Nueva York. A final de cuenta le retiraron los cargos al francés y éste alcanzó un acuerdo extrajudicial con la mujer. Strauss-Kahn está acusado de proxenetismo con agravantes en un caso separado en Francia.

En la película, su esposa, interpretada por Jacqueline Bisset, ve sus sueños de convertirse en la primera dama de Francia evaporarse en el escándalo y su vida personal caer en un torbellino. Strauss-Kahn era considerado un posible candidato a la presidencia de Francia.

Depardieu no asistió a la fiesta el sábado por la noche porque decidió asistir a otra proyección de la película en Cannes.