Liberan a uno de los tres rehenes en Luisiana

Un hombre cuya familia es propietaria de una tienda frente a una sucursal bancaria en un área rural de Luisiana tomó el martes a tres empleados bancarios como rehenes, luego liberó a uno de ellos nueve horas más tarde mientras continuaban las negociaciones para asegurar la libertad de los otros, dijo la policía.

El superintendente de la Policía Estatal coronel Mike Edmonson confirmó la liberación de una cajera. Dijo que las autoridades estaban hablando con ella sobre su dura experiencia.

Las autoridades no tienen razón para pensar que los cautivos han sido lastimados, dijo la policía.

"Sentimos que estamos siendo productivos", dijo Rickey Jones, alguacil del municipio de Tensas. "Los negociadores están haciendo un buen trabajo", agregó.

Edmonson había dicho más temprano que el hombre, descrito por la policía como un residente local de 20 años, ha estado calmado y ha realizado algunas exigencias. No describió las exigencias ni identificó al hombre que se encuentra armado.

Los empleados del banco retenidos en un principio eran dos cajeras y un cajero, dijo antes el alcalde Edward Brown.

"Seguimos trabajando con él para determinar exactamente cuáles son sus intenciones", indicó Edmonson.

El agresor, quien porta al menos un arma de fuego, tomó a los rehenes aproximadamente a las 12:30 p.m. en la sucursal del Tensas State Bank en St. Joseph, y el negociador habló con él durante la tarde, dijo el agente Albert Paxton, vocero de la policía estatal.

El banco de ladrillos rojos está apenas a la salida de la Autopista 128 de Luisiana, un tramo rural de carretera a través de campos de maíz en la parte este del estado. El banco está frente al mini supermercado Trak, perteneciente a la familia del atacante, en St. Joseph, cabeza del municipio de Tensas.

Edmonson advirtió que el impasse podría durar algún tiempo.

"Nuestra mayor preocupación en este momento más que cualquier otra cosa es la seguridad de esos rehenes", indicó.

Llegarán al lugar más policías y equipo. "Ésta es una situación fluida; debemos estar preparados para actuar", añadió Edmonson.

Antes de la liberación de la cajera, Edmonson dijo a la cadena de televisión CNN que continuaban las negociaciones con el hombre, quien dijo era oriundo de California. Señaló que cree que los rehenes están ilesos, pero que el hombre continúa armado y sigue siendo peligroso.