Egipto: Estallido deja 4 heridos en manifestación

Una bomba de fabricación casera estalló durante una manifestación a favor del candidato presidencial egipcio Abdel-Fattah el-Sissi, con saldo de cuatro personas heridas, entre estas dos policías, según la agencia noticiosa oficial.

El-Sissi, favorito para el triunfo en los comicios del 26 y 27 de mayo, no participaba en esa movilización política cuando ocurrió el atentado la noche del sábado en el distrito de Ezbet el-Nakhl en El Cairo.

El candidato no ha asistido a ningún acto de campaña, al parecer por razones de seguridad, y ha restringido sus presentaciones sólo a televisión y entrevistas.

El-Sissi había dicho en una reciente entrevista por televisión que fueron descubiertos dos conjuras para asesinarlo sin que facilitara mayores detalles.

Los extremistas islámicos han intensificado sus ataques en Egipto desde el derrocamiento de su presidente correligionario Mohammed Morsi. Estos sectores han dirigido sus ataques contra funcionarios de alto rango, instalaciones de seguridad, así como personal del ejército y la policía en gran parte del país.

El único contrincante de El-Sissi es el político izquierdista Hamdeen Sabahi, quien recorre el país en busca de votos. Sabahi captó casi cinco millones de votos en las anteriores elecciones presidenciales que tuvieron lugar en 2012 y terminó en tercer puesto.

El islamista Mohammed Morsi ganó los comicios, pero el-Sissi lo depuso un año más tarde debido a las protestas callejeras en las que millones de personas exigían la renuncia del mandatario.

La Hermandad Musulmana de Morsi ganó todas las elecciones desde la caída en febrero de 2011 del presidente autocrático Hosni Mubarak, que había gobernado mucho tiempo el país. Sin embargo, Morsi obtuvo una cerrada victoria en segunda vuelta en junio de 2012.

Según previsiones, El-Sissi ganará por amplio margen, pero sus insistentes llamados a que acudan a las urnas los más de 50 millones de electores del país dejan entrever que pretende un periodo firme como mandatario para los próximos cuatro años.

La carta magna que elaboró una comisión predominantemente laica a la que nombró el presidente interino fue aprobada en enero en un referendo nacional con aceptación de 90% del electorado participante. Sin embargo, la afluencia de electores en esa consulta fue relativamente baja, menos de 40%.El presidente interino tiene el apoyo del estamento militar.