Diamondbacks contratan a Tony La Russa

Tony La Russa nunca extrañó su labor como entrenador desde que se retiró en 2011. Sí extrañó la competencia y, más que nada, la sensación de triunfo.

Eso fue lo que le llevó de vuelta a las Grandes Ligas.

En un intento por reforzar su área directiva, los Diamondbacks de Arizona contrataron el sábado a La Russa como su director de operaciones deportivas con la esperanza de que el ex manager, miembro del Salón de la Fama, logre dar un giro al equipo después de uno de los peores inicios de temporada en la historia de la franquicia.

"Es el primer día, desperté y sentí la diferencia", dijo La Russa. "Porque por primera vez desde entonces uno está de regreso con una organización y a final de cuentas será juzgado por la manera en que su contribución afecte la competencia de la organización. Así fue como crecí".

La Russa fungió como manager por última vez en 2011 y abandonó el cargo luego de guiar por segunda vez a los Cardenales de San Luis al título de Serie Mundial.

Pasó tiempo trabajando para las Grandes Ligas como asistente especial del comisionado Bud Selig y estaba ansioso por volver al béisbol en actividades diarias. Acudió a partidos de los Diamondbacks en un par de ocasiones en semanas recientes.

La Russa reportará al presidente del equipo Derrick Hall y supervisará a todo el departamento de operaciones deportivas. Trabajará con el gerente general Kevin Towers y el entrenador Kirk Gibson en darle forma al futuro de los Diamondbacks, que llegaron al duelo del sábado frente a los Dodgers de Los Angeles con foja de 16-28.