México busca volver a encarcelar a Caro Quintero

El gobierno de México busca revertir la orden que liberó al narcotraficante Rafael Caro Quintero de su sentencia por el asesinato en 1985 de un agente antidrogas estadounidense para que vuelva a prisión, informó un funcionario el martes.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, informó que la fiscalía elabora recursos para apelar la decisión de un panel de tres jueces que ordenó la liberación inmediata de Caro Quintero la semana pasada. Los magistrados consideraron que después de 28 años tras las rejas, el narcotraficante debió ser procesado en un tribunal estatal en vez de federal ya que se le acusaba de homicidio y secuestro. Anularon su sentencia de 40 años.

"Habremos de buscar por las vías jurídicas que tiene a su disposición el estado mexicano que esta definición que tomó el juez quede sin efecto", dijo Meade a reporteros. "Haremos uso de todos los instrumentos que tenemos a nuestra disposición".

Meade dijo que México, al igual que el gobierno de Estados Unidos, estaba en desacuerdo con la decisión tomada por los jueces. El gobierno estadounidense expresó el fin de semana preocupación porque haya quedado en libertad el que asesinó a Enrique "Kiki" Camarena, de la agencia antidrogas estadounidense DEA.

"Estimamos que el fallo no fue un fallo apegado al derecho", dijo Meade. "La decisión, ya el procurador comentó, a nuestro juicio no fue respetuosa. Habremos de buscar la forma de revertirla".

De acuerdo con un funcionario policial estadounidense que está al tanto del caso, el gobierno del presidente Barack Obama cree que la decisión judicial tomó al gobierno federal mexicano totalmente por sorpresa, y que ningún funcionario de alta jerarquía en la ciudad de México tuvo algo que ver con ella.

México está buscando afanosamente a Caro Quintero con ayuda de Estados Unidos, dijo la fuente, que habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones sobre la nueva investigación.

"Ellos están tan furiosos como nosotros", añadió.

Michael McCaul, presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, estimó el domingo que la liberación de Caro Quintero tendría un impacto negativo en las relaciones entre los dos países si el gobierno de México no perseguía al narcotraficante.

El ministro de asuntos exteriores afirmó que los dos países tienen el mismo interés en volver a encarcelar al capo.

"Es un fallo que debe ser revisado", dijo Meade. "Desde esa perspectiva, hay comunión de intereses y no enfrentamiento en lo que a la relación se refiere".

El Procurador General de Justicia, Jesús Murillo Karam, expresó también el martes que apelaría la decisión del juzgado porque temía que la decisión sentaría precedente para que otros narcotraficantes salieran de prisión.

Caro Quintero salió de una prisión cerca de la ciudad de Guadalajara la madrugada del viernes, y desde entonces no se le ha visto. Un abogado de otro acusado en el mismo caso dijo el fin de semana que se siente optimista de que su cliente también podría salir pronto.