Israelíes diseñan aleta artificial para tortuga

Las posibilidades de sobrevivir de una tortuga marina malherida han mejorado gracias a una nueva prótesis de aleta diseñada por un equipo israelí y que fue modelada emulando a un avión de combate.

La tortuga marina verde, llamada "Hofesh" que significa libertad en hebreo, fue atrapada en una red de pesca en la costa de Israel en el Mar Mediterráneo a principios del 2009. Sus dos aletas del lado izquierdo estaban heridas de gravedad, y los rescatistas las amputaron, dejándola con dos muñones que le dificultaban el nadar.

El director del Centro de Rescate de Tortugas Marinas de Israel, Yaniv Levy, dijo que inicialmente se le acomodó a Hofesh una aleta de buceador, pero que no sirvió de mucho y chocaba con objetos cuando trataba de nadar.

Shlomi Gez, un estudiante de diseño industrial de la Universidad Hadasa de Jerusalén, leyó en internet sobre el animal y se propuso ayudarla. Diseñó una prótesis inspirada en la aleta dorsal de un pez. Eso produjo alguna mejoría, pero Hofesh todavía tenía problemas para respirar y para ascender a la superficie.

Luego, inspirado por el diseño del avión F-22 Raptor de la empresa Lockheed Martin Corp., Gez diseñó una nueva prótesis con dos aletas. La pieza, que se asemeja un poco a las alas de un avión, fue adherida al lomo de Hofesh el jueves, permitiéndole desplazarse libremente por todo el tanque donde vive.

"Con dos aletas se mantiene relativamente balanceado, aun sobre el agua", dijo Gez.

Levy indicó que Hofesh nunca podrá regresar a la vida silvestre. Pero desea que se cruce con una tortuga ciega llamada "Tsurit" con la que comparte el tanque a fin de procrearse y aumentar la población local de las tortugas marinas verdes al borde de la extinción.

"Tenemos grandes planes para este muchacho", agregó.

"No volverá a la vida silvestre, pero sus descendientes quedarán libres desde el momento que salgan del cascarón y vayan al mar a vivir normalmente en la naturaleza", agregó.