Bayern vence a Dortmund y gana Copa de Alemania

Arjen Robben y Thomas Mueller anotaron en los tiempos suplementarios y Bayern Munich derrotó el sábado 2-0 a Borussia Dortmund para conquistar la Copa de Alemania y completar un doblete en la primera temporada del técnico Pep Guardiola.

Robben marcó a los 107 minutos, cuando Jerome Boateng interceptó un saque del arquero Roman Weindenfeller y habilitó al extremo holandés en el segundo poste.

El final del encuentro fue de infarto, con un Dortmund que atacó con todo en busca de un gol que empatara el marcador y mandara el partido a una definición por penales.

Marco Reus estuvo muy cerca de ese tanto a los 120, pero su tiro se fue desviado. Luego, Mueller eludió a Weidenfeller y sentenció la victoria de Bayern en los descuentos.

Dortmund pareció conseguir un gol en el segundo tiempo regular. Mats Hummels pensó que había anotado mediante un cabezazo. Dante sacó el balón cuando ya había rebasado la línea de meta, mostraron las repeticiones en video.

"Si ese gol del Dortmund se hubiera marcado, todo el partido habría cambiado" reconoció Guardiola.

Bayern se vengó así de una humillante goleada por 5-2 sufrida ante el Dormund en la final de 2012. Conquistó la Copa por 16ta ocasión en la historia.

"Lo más importante es que ganamos. Eso siempre es especial. Nos han golpeado mucho en las últimas semanas", dijo el capitán del equipo bávaro Philipp Lahm, en referencia a las críticas dirigidas al club y a Guardiola luego de la eliminación en la Liga de Campeones ante el Real Madrid. Además, el Bayern había disminuido ostensiblemente su nivel de juego después de coronarse en la Bundesliga con una antelación récord, a siete partidos del final.

Los jugadores del Bayern celebraron el décimo doblete del club (liga y copa) lanzando por los aires a Guardiola y bañándose en cerveza.

"En lo particular, no me agradan mucho los baños de cerveza, pero es la tradición", dijo Guardiola, mientras Dante lo rociaba con efusividad.

Boateng dijo que los jugadores "celebrarían sin fin".

"Hemos ganado el doblete en mi ciudad natal. No tengo palabras para esto", comentó. "Mis felicitaciones al Dortmund, que ha dificultado mucho esto. Pero al final, tuvimos las mejores oportunidades y lo merecimos".