Arsenal gana Copa FA y frena sequía de títulos

Bañado en champán por los jubilosos jugadores del Arsenal, el técnico Arsene Wegner pudo recordar lo que es una coronación.

Había terminado una espera de nueve años por un trofeo, y Wenger, uno de los principales blancos de la presión ante tal sequía, pudo celebrar al fin en la cancha del estadio de Wembley. Por quinta ocasión en los 14 años de gestión de Wenger, los Gunners conquistaron la Copa FA.

Aaron Ramsey en el segundo tiempo del alargue para que el Arsenal se impusiera el sábado 3-2 al Hull.

"Es un momento de gran, gran felicidad", dijo Wenger. "Esperamos mucho tiempo para esto, pero la felicidad a veces se relaciona con el tiempo que debes esperar para alcanzarla"

El club de Londres perdía 2-0 después de ocho minutos, ante un Hull que no ha ganado un solo trofeo importante en sus 110 años de vida.

Después de los tantos de James Chester y Curtis Davies, Santi Cazorla puso en marcha la remontada de Arsenal con un tanto de tiro libre a los 17. Laurent Koescielny igualó a los 71, y Ramsey marcó el tanto del triunfo a los 109.

"Este es por el técnico, por los hinchas, que siempre han creído en nosotros incluso cuando las cosas no nos han salido tan bien", expresó Ramsey. "Anotar el gol del triunfo en tiempo suplementario es algo con lo que he soñado desde hace mucho años. Sin duda es uno de los goles más importantes que he marcado".

El último título de los Gunners era la Copa de la FA de 2005.

El trofeo alivia un poco la presión sobre Wenger, cuyo equipo comenzó la temporada de la liga Premier en la lucha por la corona, pero se desplomó en la segunda mitad de la temporada.

"Creo que este es un punto de inflexión en la vida de este plantel", apuntó el timonel francés. "Y hoy fue muy importante saber que pueden ganar, y de esa manera".

Arsenal no gana la liga Premier desde 2004, su gran asignación pendiente. El triunfo del sábado aumenta la expectativa de que Wenger permanezca con el equipo que dirige desde 1996.

"Queríamos estar en la historia esta noche y ganar el partido, e hicimos historia en dos maneras: cómo no comenzar una final de Copa, y cómo remontarla", apuntó Wenger.