Ucranianos del este critican al gobierno en Kiev

Legisladores y funcionarios del este de Ucrania criticaron el sábado al nuevo gobierno central, acusándolo de ignorar los reclamos de las regiones que han sido ocupadas por milicias prorrusas que procuran la independencia.

Las críticas fueron ventiladas durante la segunda rueda de las conversaciones mediadas por Europa con miras a resolver la peor crisis de la nación desde la caída de la Unión Soviética.

Políticos del este imploraron al gobierno que se den cuenta de que, aparte de los pistoleros prorrusos, la población está desesperada de que el gobierno la escuche.

Los separatistas en las regiones de Donetsk y Luhansk se apresuraron a efectuar plebiscitos el fin de semana pasada y declararon la independencia después de la votación, que favoreció la soberanía.

En las conversaciones en la ciudad oriental de Jarkov no participó ningún representante de los insurgentes, que Kiev describe como terroristas. Los insurgentes dicen que solo están dispuestos a discutir el retiro de los soldados ucranianos y el reconocimiento de su propia independencia.

"El plebiscito no tiene ninguna consecuencia legal", afirmó Valery Holenko, presidente del gobierno regional de Luhansk. "Sin embargo, ha manifestado la voluntad popular, que no puede ser desoída. La gente concurrió masivamente a votar. Fue una votación de protesta".

Holenko dijo que la devolución de poderes que ofrece el gobierno ya no es suficiente y que como primera medida para aplacar a los ucranianos del este, el gobierno debe poner fin a sus "operaciones antiterroristas" en el este.

Funcionarios del gobierno no respondieron a estas opiniones y otras similares durante la sesión de tres horas.

El primer ministro interino, Arseniy Yatsenyuk, que se veía ocupado con su iPad mientras algunos de los legisladores del este formulaban discursos apasionados, exhortó a los líderes del este resistir a los opositores armados y apoyar los esfuerzos del gobierno por devolver los poderes a la región.

Antes de las conversaciones se oyeron tiroteos durante toda la noche cerca de la ciudad oriental de Sloviansk, el bastión de los combatientes prorrusos, después que fuerzas leales al gobierno de Kiev se movilizaron para defender una torre de televisión.

La cancillería rusa emitió una declaración en la que condenó lo que calificó de escalada de la violencia en el este de Ucrania y acusó al gobierno ucraniano de aprovechar las conversaciones para encubrir las operaciones militares contra sus ciudadanos.

___

Los periodistas de The Associated Press Lynn Berry en Moscú y Srdjan Nedeljkovic en Sliovank, Ucrania, contribuyeron a este despacho.