Dista de concluir el trance en GM por defectos

Un acuerdo con General Motors que obliga a la firma a abonar una multa federal de 35 millones de dólares por haber ocultado defectos en los interruptores de encendido de automóviles pequeños y a permitir al gobierno más supervisión sobre sus procedimientos de seguridad cierra un capítulo en la saga de la empresa, pero la novela dista de haber concluido.

Además de acceder a pagar la multa --la más elevada impuesta por la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), GM admitió que violó la ley al no reportar rápidamente al gobierno sobre los problemas. La firma aceptó que en el futuro informará rápidamente los problemas de seguridad, ya que recién en febrero empezó a reparar en sus talleres 2,6 millones de autos pequeños, más de una década después que los ingenieros hallaron la falla en los interruptores por primera vez.

Los interruptores en los modelos pequeños como el Chevrolet Cobalt y el Saturn Ion pueden deslizarse de su posición y apagar el motor. Eso desactiva la dirección hidráulica y los frenos de potencia, lo que puede hacer que el conductor pierda el control. También se desactivan las bolsas de aire.

La compañía dice que por lo menos 13 personas han muerto en choques vinculados con el problema, pero los abogados que han interpuesto demandas dicen que la cifra asciende a por lo menos 53.

GM enfrenta dificultades a corto y largo plazo en relación con el retiro de los vehículos a fin de reparar el problema:

-- INVESTIGACION INTERNA: A fines de este mes o a principios de junio, el ex procurador general Anton Valukas concluirá una investigación para GM a fin de determinar por qué la empresa demoró tanto en disponer el retiro de los vehículos. GM debe suministrar a la NHTSA el informe completo y la firma dijo que hará público al menos parte del informe.

-- INVESTIGACION PENAL: El Departamento de Justicia investiga la conducta de GM y podría presentar cargos penales. El mismo equipo que logró que Toyota pagara 1.200 millones de dólares por ocultar a la NHTSA problemas de aceleración está trabajando en el caso de GM.

-- ACCION DEL CONGRESO: Dos subcomisiones del Congreso prometieron citar nuevamente a Washington a la directora general de GM, Mary Barra, para nuevas audiencias después de que se difunda el informe. En las audiencias de abril, Barra insistió en que no podía responder preguntas debido a que la investigación interna no había concluido.

-- RETIRO: Barra promovió al ingeniero Jeff Boyer como jefe de seguridad con la instrucción de estudiar otros problemas de seguridad que podrían haber obligado a retiros para reparación. El jueves, GM anunció que retiraría otros 2.700.000 automóviles y camiones. En lo que va del año, la compañía ha dispuesto 24 retiros para un total de 11.200.000 vehículos.

-- EN SINTESIS: Hasta ahora, los gastos relacionados con los retiros ascienden a 1.500 millones de dólares, sobre todo para reparar los vehículos. La firma también enfrenta decenas de demandas de familiares de los muertos y heridos en los accidentes. Los abogados dicen que tienen por lo menos 400 casos posibles contra GM, que podrían costar miles de millones de dólares a la firma. GM también enfrenta demandas de accionistas y de automovilistas cuyos vehículos han perdido valor.